Datos del Ministerio de Hacienda

El empleo público vuelve a subir tras cuatro años de caída

Trabajadores en un centro de Control de Departamento de Informatica de la Agencia Tributaria.
Trabajadores en un centro de Control de Departamento de Informatica de la Agencia Tributaria.

Pese a ese incremento, la plantilla total de empleados públicos sigue por debajo de la que había en enero de 2010, fecha en la que tocó máximos históricos (2.597.956).

Así se desprende del Boletín Estadístico del Personal de las Administraciones Públicas que el miércoles hizo público el Ministerio de Hacienda, y que recoge cifras del pasado mes de julio. En total, la plantilla de las administraciones españolas estaba compuesta por 2,54 millones de empleados, un 0,8% más que los 2,52 de julio de 2014, aunque todavía lejos de los 2,59 de enero de 2010. Sin embargo, ya se ha rebasado la cifra de 2.415.782 personas que había trabajando en este ámbito en 2007, antes del inicio de la crisis.

Los datos del Boletín reflejan que más de la mitad de los empleados públicos actuales trabaja para las comunidades autónomas (50,5%), frente al 22,7% que lo hacen para entidades locales, el 20,9% que depende de la Administración Pública Estatal y el 5,9% que trabaja para las universidades. Además, el 61,44% tiene plaza de funcionario, una cuarta parte (24,39%) es personal laboral y el resto dispone de otras categorías, como eventuales.

En la Administración General del Estado (ministerios y organismos autónomos) el 71,4% de los 195.032 empleados públicos son funcionarios mientras que los laborales representan el 26,79%. En este mismo ámbito, el porcentaje de mujeres llega al 51,61% mientras el de hombres se queda en el 48,39%, y el grupo de edad predominante es el que va de 40 a 59 años, donde están el 75% del total.

Los grupos mayoritarios dentro de los funcionarios de carrera pertenecen al Subgrupo C1, con un 39,48%, seguidos de los subgrupos superiores A1 y A2, con un 32,46%.