Primera reunión del Ejecutivo en funciones

Rajoy apuesta por una coalición con “"amplio apoyo”"

El presidente del Gobierno ha comparecido hoy tras la reunión del consejo de ministros para valorar el resultado electoral y hacer balance del año. Rajoy ha sido claro al destacar que "Además de haber muchas voces, hay una mayoría de españoles que se han manifestado en la defensa de la unidad de España, de la soberanía nacional, de la igualdad de todos los españoles, del papel de españa en la UE, la consolidación de la recuperación y la creación de empleo y la lucha contra el terrorismo".

Así, ha abogado por un gobierno de coalición por las fuerzas que, según él, coinciden en estos aspectos fundamentales: "Es lo más razonable y lo que más se ajusta a la voluntad mayoritaria". El presidente apuesta por un Ejecutuvo con "un amplio apoyo parlamentario que pueda gobernar, genere confianza dentro y fuera de España y que proporcione estabilidad y certidumbre". No ha querido concretar los nombres de los partidos que formarían este Ejecutivo "de amplio espectro" ni si contemplaría ceder ministerios a otros partidos.

Asimismo, ha dicho, a preguntas de los periodistas, que su renuncia no está sobre la mesa, y ha apuntado que no ha demandado apoyos del PSOE o de Ciudadanos. "Con el PSOE no pude decir nada porque se me manifestó su posición. Nosotros no coincidimos con Podemos en asuntos fundamentales, pero sí coincidimos con Ciudadanos. Pero solo se trata de una toma de contacto".

Sobre Cataluña, ha apuntado que "cualquier Gobierno con la CUP es un desastre" y ha pedido que se opte por otras fórmulas o bien por unas elecciones anticipadas. Ha insistido, además, en que la mayoría del Congreso trabaje en la defensa de la unidad de España.

Sobre la posición del PSOE y posibles pactos, Rajoy ha asegurado que la repetición de las elecciones sería una mala solución, y que le gustaría ser el candidato. "Pero el tema no es ese; no veo una alternativa mejor a mi planteamiento para defender la unidad de España". Otro tipo de Gobierno, asegura, "no defendería confianza ni sería bueno para los intereses de los españoles".

Balance anual

Rajoy, además, ha avanzado hoy que la economía española cerrará 2015 con un crecimiento del 3,2 %, una décima menos de lo previsto. Ha destacado que este crecimiento es el mayor de los grandes países de la UE y ha incidido en que, además, en 2015 se habrán creado 600.000 puestos de trabajo. Rajoy también ha defendido que España tenga un presupuesto para 2016, una decisión que algunos no compartieron pero que, a su juicio, es muy positiva.