Más ligero, pero igual de resistente
Un Samsung Galaxy S7 de magnesio sería buena idea, ¿por qué abandonar el aluminio?

Un Samsung Galaxy S7 de magnesio sería buena idea, ¿por qué abandonar el aluminio?

En el Mobile World Congress 2016, en Barcelona, la firma surcoreana presentará el nuevo Samsung Galaxy S7, del cual hemos podido conocer detalles gracias a sus planos de diseño filtrados. Pero, cuando la fecha está cada vez más cerca, todo apunta a que Samsung podría abandonar la construcción de su cuerpo en aluminio en favor de un nuevo material: el magnesio.

Samsung y el diseño: Los materiales son una prioridad en el cuerpo del móvil

Tiempo atrás la crítica sacudía a Samsung por la construcción de sus teléfonos inteligentes, con cuerpo de policarbonato. Y aunque Samsung supo llevar el aspecto y tacto del policarbonato a un nivel máximo, como con la trasera del Samsung Galaxy Note 4 imitando al cuero, finalmente la firma surcoreana acabó cediendo a la construcción metálica en combinación con el vidrio para el frontal y la trasera. El último ejemplo de referencia es la gama Samsung Galaxy S6, que combina vidrio en la trasera y frontal con un marco de aluminio resistente y elegante. Ahora, Samsung es un referente en diseño y construcción.

Un Samsung Galaxy S7 de magnesio, ¿por qué sería una buena idea para el consumidor?

Los rumores y filtraciones apuntan a ello ahora, a que el Samsung Galaxy S7 estará construido en aluminio y, de nuevo, haciendo uso de vidrio para la trasera y frontal. Según esta información, Samsung estaría valorando la utilización de una aleación de magnesio y aluminio para construir el chasis de su nuevo terminal de referencia en la gama alta. Y como antecedente, ordenadores portátiles de gama alta y cámaras de fotos ya están utilizando este tipo de chasis. Un factor clave es reducir el peso.

El peso es la clave de pasar del aluminio al magnesio en el Samsung Galaxy S7

Los rumores cobran sentido si revisamos las propiedades de las aleaciones del magnesio, que ofrecen en torno a un 33% menos peso garantizando la misma resistencia que el aluminio que se utiliza actualmente. La aleación del actual Samsung Galaxy S6 (6013) tiene una densidad de 2,71 gramos por centímetro cúbico, algo inferior a la del iPhone 6s (7000). En cuanto a las aleaciones de magnesio, hablaríamos de una densidad cercana a 1,8 gramos por centímetro cúbico. Es decir, que Samsung podría permitirse la construcción de un equipo mucho más ligero, aunque igual de resistente.

Normas
Entra en El País para participar