Cómo crear una empresa cuando se está trabajando en otra

La normativa legal vigente en España permite trabajar y, a la vez, constituir una empresa

Cómo crear una empresa cuando se está trabajando en otra

Son muchos los trabajadores que tienen como reto en la vida constituir una empresa. Esta posibilidad arranca mientras se encuentran activos laboralmente, situación que además de aportarles seguridad les permite obtener el capital suficiente para poder comenzar el nuevo proyecto que tienen en mente.

En este sentido, y aunque lo recomendable es dar prioridad y dedicar todo el tiempo posible al nuevo proyecto, la normativa legal vigente en España sí permite atender ambas cuestiones a la vez. En otras palabras: en la actualidad es compatible estar trabajando para una empresa y crear un negocio propio.

Para ello, el emprendedor en la empresa que configure solamente podrá ser socio capitalista, motivo por el cual no tiene obligación de cotizar a la Seguridad Social. En paralelo, también puede ser trabajador de la nueva empresa. Una situación por la que su alta en la Seguridad Social dependerá del porcentaje de participación con el que cuente en la nueva organización.

Así, si este es menor que el 33% del capital o menor del 25% siendo administrador, bastará con que esté dado de alta en el Régimen General y que haga efectiva su condición de pluriempleado. Esta situación sumaría las cotizaciones de ambas actividades y, en el caso de que dicha operación supere la base máxima, se prorrateará la cotización entre las dos empresas.

Por el contrario, en el caso de que el porcentaje del capital sea mayor al 33%, el emprendedor deberá darse de alta en el régimen de autónomos, también en situación de pluriactividad. No obstante, en tal circunstancia podrá solicitar la devolución de una parte de la cotización al régimen de autónomos.

Normas
Entra en El País para participar