Los clientes empresariales son su principal objetivo
¿Qué aportan realmente los nuevos servicios de transporte como Cabify?

¿Qué aportan realmente los nuevos servicios de transporte como Cabify?

No es un secreto que el sector del transporte público está sufriendo una transformación derivada del uso de los smartphone y, sobre todo, de la combinación de las app móviles y los servicios online. Aunque algunos son realmente polémicos ,como Uber, hay otras propuestas que están calando no sólo en el sector sino también en el usuario por una propuesta especialmente dirigida a un segmento de usuario que no le importa pagar ese extra, que luego veremos que de cara al cómputo global en una empresa puede reducirse, por un servicio algo más conveniente como puede ser Cabify.

Precisamente fuentes de esta compañía, una de las primeras empresas en debutar en España en este sentido, nos indican que existen diferentes beneficios por parte de su propuesta que, sin ser excluyente del tejido de transporte privado de viajeros actual, se plantea como complementario y competitivo. En este sentido, propuestas como Cabify ofrecen puntos diferenciadores como la posibilidad de no tener ninguna sorpresa en cuanto al tipo de vehículo que vamos a disfrutar, dado que es posible asegurarse de que nos recoge uno de la gama que deseamos. Por otra parte, se eliminan mas imprevistos, ya que el precio del trayecto se conoce de antemano y tiene un coste fijo, independientemente del tiempo que se tarde y las condiciones del tráfico.

Más que para el usuario particular, son servicios pensados para empresas

En el plano más empresarial, permite una gestión conveniente de un equipo humano que necesite de un uso constante de estos servicios, con un seguimiento en tiempo real de los gastos y la posibilidad de realizar una facturación mensual, quincenal o semanal, así como por trayecto y centro de costes. Además es posible establecer controles administrativos y restricciones para los usuarios asociados a la cuenta corporativa, que pagarán directamente con la app sin necesidad de preocuparse de llevar efectivo o "pasar" luego los recibos a contabilidad.

El precio, es cierto que es su handicap, ya que de partida es más caro que el uso de un taxi habitual. Ahora bien, desde Cabify indican que al incluirse los 5 minutos de espera en el coste y 15 minutos en el aeropuerto, además de la posibilidad de recuperar el IVA y el coto que se le pone al fraude por parte de los empleados, se puede llegar a un ahorro efectivo del 30% frente al uso de otras opciones.

Es cierto que el uso de Cabify y cualquier otra opción similar tiene en su contra la menor conveniencia de poder levantar una mano y para el primer coche que se acerque. Nos tenemos que ceñir sólo al vehículo que se nos envíe mediante la plataforma y aunque en grandes ciudades no suele haber problemas, en urbes algo más pequeñas no es tan conveniente dado que tienen mucha menos cobertura.

Lo que está claro es que estos nuevos servicios de transporte público han llegado para quedarse, revolucionando el mercado y planteando una nueva concepción para un sector que está obligado a modernizarse a marchas forzadas.

Normas