La moneda ya cotiza libremente frente al dólar

El peso argentino se desploma un 42% tras la devaluación

El peso argentino se desploma un 42% tras la devaluación

El peso argentino se desploma un 42% después de que el presidente Mauricio Macri abriese la cotización de la divisa al mercado. La moneda se cambia a 13,9 unidades por dólar. El objetivo de la medida es atraer inversión extranjera en una economía que sufre de poco crecimiento, escasez de moneda extranjera e inflación.

Alfonso Prat-Gay, ministro de Finanzas, anunció ayer el cambio, que evitará que el Banco Central gaste grandes cantidades de reservas en mantener un tipo de cambio artificial, algo que limita el crecimiento del crédito. Además, el anterior Gobierno instauró una serie de medidas de control de capitales para limitar la posibilidad de cambiar pesos por dólares. La moneda cotiza así a un nivel cercano al mercado negro, donde el dólar costaba 14,7 pesos.

Con este cambio, el nuevo Gobierno de Macri busca atraer inversión extranjera y abrir la economía argentina. El Gobierno prevé recibir financiación entre 15.000 y 25.000 millones de dólares durante los próximos meses de diferentes fuentes, incluyendo créditos de bancos internacionales, y fondos para los grandes exportadores. Prat-Gay, que indicó que el Gobierno ya trabaja con distintas entidades financieras, señaló que no habrá límite para empresas y particulares en la compra de dólares para propósitos comerciales.

Las reservas del Banco Central están en mínimos de nueve años, y la incapacidad para financiarse en el mercado por el litigio en Nueva York con los fondos buitre que no acudieron a las quitas de deuda de la pasada década ha agravado la situación.Mientras, los tipos de interés de las letras a corto plazo se han disparado al 38%, algo que podría ayudar a retener divisas en el país.

Igualmente, el Ejecutivo levantará los impuestos especiales para la exportación de alimentos. Según Bloomberg, el sector alimentario tiene almacenado grano por 8.000 millones de dólares, a la espera de poder exportar. La devaluación, no obstante, corre el peligro de disparar la inflación, dado que encarece las importaciones, y el país tiene que comprar en el exterior gran cantidad de productos manufacturados.

Normas
Entra en El País para participar