El premio se recibe con el impuesto ya descontado

Lotería de Navidad: Hacienda también tiene premio

Los Técnicos del Ministerio recuerdan que las arcas públicas recaudarían hasta 188 millones de euros si se vendiesen todos los premios del sorteo extraordinario de Navidad

Bombo de la lotería de Navidad.
Bombo de la lotería de Navidad.

El mayor premio es compartirlo” es el eslogan de las campañas que han promocionado el sorteo extraordinario de la lotería de Navidad tanto este año como el pasado. Se trata de una grase que también han aprovechado los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) para recordar que ningún ciudadano que consiga premio el próximo 22 de diciembre se podrá escapar de repartir su premio con el Estado, ya que desde hace tres años los premios superiores a 2.500 euros están gravados con un impuesto del 20%.

Los técnicos han señalado a través de un comunicado que, según sus cálculos, las arcas públicas se verían recompensadas así con 188,3 millones de euros en el caso de que se vendan todos los décimos premiados. Y es que Loterías y Apuestas del Estado (Selae) repartirá 2.240 millones de euros en premios este año si logra comercializar todos los boletos emitidos.

  • ¿Cómo afecta el impuesto al cobro de premios?

Para los afortunados portadores de décimos que sean agraciados con alguno de esos premios sujetos al tributo del 20%, desde Gestha recuerdan que Loterías realiza directamente la retención, por lo que recibirán el importe del premio con el impuesto ya descontado y solo tendrán que tributar a Hacienda por los rendimientos que les genere (como intereses bancarios o el Impuesto de Patrimonio). Los técnicos también destacan que la cuantía del premio se integra directamente en la declaración de la renta, pero no incluida en la base imponible del IRPF, por lo que no afecta a la progresividad ni afecta a la hora de pedir becas, prestaciones de asistencia o cualquier otra ayuda pública que dependa de los ingresos y no del patrimonio.

Por otro lado, Gestha también se refiere a una de las situaciones que suelen ser más conflictivas en la lotería de Navidad: los décimos compartidos. La organización explica que los agraciados que compartan un premio que exceda de los 2.500 euros también tendrán que dar a Hacienda el 20% de su participación, aunque ésta sea inferior a esta cifra, dado que el impuesto se exige al premio, independientemente de cómo y cuánto esté participado.

Los técnicos también hacen hincapié en que si alguno de los agraciados con el Gordo o cualquier otro premio importante quiere regalar un pellizco a familiares o amigos, el beneficiario de la donación deberá tributar por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Normas