La ministra ve “muy satisfactorio” el resultado

Menos pesca de merluza, rape y gallo del sur

El secretario de Estado del Ministerio de Agricultura alemán, Robert Kloos (i), saluda a la ministra española de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina (d), a su llegada a la reunión de ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea en Bruselas (Bélgica).
El secretario de Estado del Ministerio de Agricultura alemán, Robert Kloos (i), saluda a la ministra española de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina (d), a su llegada a la reunión de ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea en Bruselas (Bélgica). EFE

Los 28 lograron en la madrugada del miércoles cerrar un acuerdo, tras dos jornadas de intensas negociaciones, sobre el reparto anual de los Totales Admisibles de Capturas (TACS) y cuotas pesqueras para 2016.España consiguió reducir los recortes planteados para la merluza en el caladero sur (del 60,5 % al 25 %) y aumentar las capturas de cigala y anchoa o boquerón en la zona IX (sur de Galicia, Portugal y Golfo de Cádiz).

“Lo logrado es más riqueza y más actividad para los pescadores españoles”, dijo la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina en rueda de prensa al término de la reunión. España consiguió una reducción en el recorte propuesto para la merluza en el caladero sur, que pasó del 60,5 % al 21,5%. La cuota española para esta pesquería pasará así de 8.848 toneladas en 2015 a 6.946 el próximo año.

Por otra parte, se logró bajar a un 1 % el recorte del 26 % propuesto en las capturas de gallo. De esa forma, las cuotas pasarán de 1.271 en 2015 a 1.259 toneladas en 2016, mientras que se redujo del 19 % al 14 % la bajada que la CE pedía para el rape (que pasará de 2.490 a 2.141 toneladas).

Por otra parte, García Tejerina valoró que en aguas comunitarias (Gran Sol), se lograra aumentar del 6% al 19% las capturas de la merluza, con una cuota de 27.764 toneladas, un máximo histórico, mientras que el gallo norte pasó de mantener su situación, a un aumento del 5%, con 6.483 toneladas.

En el caso del rape en esas mismas aguas, España logró mantener la cuota de 2015 (unas 2.600 toneladas), frente a la propuesta inicial de Bruselas de reducción del 12%.

Por otra parte, la mejora de la situación de las reservas del Atlántico y del Golfo de Cádiz permitió aumentar las cuotas de anchoa y cigala en esas aguas, con incrementos del 10% en el caso de la primera y del 26% en el de la segunda.

Otra especie donde se produjo un importante subida fue el jurel, tanto en aguas del norte como en aguas ibéricas, donde la cuota española alcanzará en 2016 las 15.441 toneladas en el norte y 17.744 en aguas ibéricas.

Para especies como las rayas, abadejos y merlanes, sobre los que no había suficientes datos científicos y la CE planteaba un tijeretazo del 20%, finalmente España logró mantener las capturas, explicó la ministra.

Por otro lado, se redujo del 40% al 15% la bajada para la caballa, mientras que en el caso de la bacaladilla, cuya cuota está vinculada a las negociaciones con Noruega, se logró mantener una cuota similar a la de 2015.

Normas