Instala en Múnich la sede central de su unidad Watson Internet de las Cosas

IBM instala en Europa su centro global para impulsar el internet industrial de las cosas

Sede central de la unidad Watson Internet de las Cosas, en Múnich.
Sede central de la unidad Watson Internet de las Cosas, en Múnich.

IBM quiere ser un jugador relevante en la llamada Industria 4.0 y ha elegido la ciudad europea de Múnich para instalar la sede central de su unidad Watson Internet de las Cosas, tratando de capitalizar la presencia de grandes compañías de automoción, electrónica, salud y otros sectores industriales en el sur de Alemania. La empresa advirtió que se trata de la mayor inversión de IBM en el Viejo Continente en los últimos 20 años, y que otros ocho centros repartidos por el mundo completarán la citada unidad.

El nuevo campus congregará a un millar de expertos y servirá de laboratorio de innovación para los científicos de datos, ingenieros y programadores, que construirán soluciones para ayudar a las empresas a sacar partido de la ingente cantidad de datos que generan los cada vez más numerosos dispositivos conectados a internet.

Según detalló IBM, actualmente ya hay más de 9.000 millones de dispositivos conectados en el mundo, que generan 2,5 trillones de bytes de datos nuevos cada día. “Tener en cuenta los datos que generan los dispositivos inteligentes supone la creación de un nuevo mercado cuyo valor podría alcanzar los 1,7 billones de dólares en 2020. Pero, si no se tiene la infraestructura adecuada para analizar esos datos, este valor se pierde”.

La apuesta del gigante azul por este área de negocio es importante. Aunque no desglosa sus inversiones al respecto, en marzo pasado anunció una inversión de más de 3.000 millones de dólares para cubrir las necesidades de los clientes que buscan capitalizar la creciente instrumentalización e interconexión del mundo, liderado por el internet de las cosas. Esa inversión incluye los centros, la innovación de productos y adquisiciones como la anunciada el pasado octubre de la empresa The Weather Company, base de su plataforma Watson IoT Cloud Platform.

La inversión de IBM en Europa llega en un momento de cambio drástico para la compañía, pues pese a haberse desprendido de sus negocios de hardware de bajo margen, aún no ha logrado que las áreas llamadas a ser las de crecimiento futuro (cloud y todo el negocio de inteligencia que incluye Watson, incluyendo también análisis de redes sociales y movilidad) hayan compensado la caída de las áreas que le habían permitido crecer en los últimos tiempos (software y servicios) y que están ahora en franco deterioro.

La compañía planea recortar un 18% de su plantilla en Alemania en los próximos dos años, según la publicación Wirschafts Woche –una información que IBM no ha querido confirmar, según Reuters- y en España también ha planteado un ERE de 137 personas en su unidad IBM SA y ha rebajado un 10% el suelo a los 1.500 empleados de esta misma filial. Además planea trasvasar el 1 de enero a 471 trabajadores de IBM Global Services (en total son 2.500) a INSA, una empresa que comparte al 49% con la aseguradora Catalana Occidente. Movimientos que los trabajadores de IBM España.

Normas