Esta medida se suma a la supresión de 3.000 puestos de trabajo que anunció para 2016

Rabobank recortará 9.000 empleos hasta 2018

Esta decisión afectará tanto a los empleados de los Países Bajos como los del extranjero

La reducción de plantilla se hará mediante bajas naturales y disminución en el uso de contratistas

Rabobank recortará 9.000 empleos hasta 2018

El grupo bancario holandés Rabobank acaba de anunciar su intención de recortar 9.000 empleos hasta 2018, lo que supone el 19% de su plantilla, con el objetivo de mejorar sus balances y prepararse para "las severas directrices bancarias europeas". 

Esta medida, que se suma a la supresión de 3.000 puestos de trabajo a partir de 2016 que ya había anunciado la entidad, afectará tanto a las oficinas ubicadas en los Países Bajos como en el extranjero. 

Los delegado de la entidad, que se han comprometido a llevar a cabo estas reducciones con cuidado y en estrecha consulta con los sindicatos y los órganos de representación de los empleados, se habían reunido esta tarde para decidir los detalles de los recortes, que esperan que puedan ser voluntarios en la medida de lo posible. 

En este sentido, Rabobank ha asegurado que la reducción de plantilla se logrará en parte mediante bajas naturales y por una disminución en el uso de contratistas externos.

Según asegura Reuters, un proyecto filtrado en octubre mostraba los planes que tenía la compañía de reducir el balance del banco en 100 millones, hasta un máximo de 580 millones de euros antes de que se aplicara la normativa Basilea IV. 

Hasta agosto, Rabobank tenía 47.000 empleados. De estos, 35.000 se encuentran en los Países Bajos y 12.000 en el exterior. 

Rabobank, que compite con ING y ABN Amro en el mercado holandés, reportó unas ganancias en el primer semestre de 1,5 millones de euros en agosto, con un alza de 41% respecto al ejercicio anterior, ayudado por una caída de los préstamos incobrables y la recuperación de la economía holandesa. 

Normas