Premios Pyme 2015

Reconocimiento a la creatividad e internacionalización

La plataforma de vídeo marketing por correo electrónico Viwom, la empresa de muñecas Llorens y la firma de material fotográfico Fidelity, los galardonados en esta edición.

El equipo de Viwom, empresa que obtuvo el premio a la innovación empresarial.
El equipo de Viwom, empresa que obtuvo el premio a la innovación empresarial.

La innovación, la capacidad de exportación, la sostenibilidad y la eficiencia energética dentro de la pequeña y mediana empresa son anualmente reconocidas en los Premios Pyme. En esta edición los galardones fueron entregados a la plataforma de vídeo marketing por email Viwom, la empresa de muñecas Llorens, la firma de material fotográfico Fidelity y a los centros de enseñanza de Fomento, respectivamente.

La ceremonia que tuvo lugar en Madrid, dentro del encuentro empresarial organizado por Impulsando Pymes, reunió a más 400 pymes dispuestas a conocer las claves para hacer crecer sus negocios. Con la edición de Madrid, Impulsando Pymes cierra su caravana de encuentros organizados durante nueve meses en 11 ciudades españolas diferentes.

"Cuando en 2011 vimos que el peor momento de la crisis económica se nos venía encima, nos dimos cuenta que las grandes empresas iban a ser capaces de superarla y de salir más o menos fortalecidas, pero que la pequeña y mediana empresa, claves en el tejido empresarial de nuestro país, lo iban a tener más complicado", rememora Francisco Méndez, director de Impulsando Pymes.

Y prosigue: "Con el fin de aportarles ideas que les permitieran cambiar su modelo de negocio para conseguir sobrevivir a este difícil periodo, creamos Impulsando Pymes, una serie de encuentros empresariales organizados a lo largo y ancho de nuestro país en los que las grandes empresas ofrecen su experiencia a las pequeñas y medianas".

Desde Impulsando Pymes, más de 3.000 empresas han recibido consejos sobre comercio online, seguros, financiación o exportación

Cuatro años más tarde, sus conferencias de apenas 10 minutos han recorrido todo el país, y en las que representantes de grandes empresas como Ikea, Vodafone o NH Hotel Group ofrecen una o dos ideas esenciales a las pymes españolas.

En las ediciones celebradas en 2015, más de 3.000 pymes han recibido consejos sobre distintas temáticas como comercio online, marketing, seguros, exportación, financiación o liderazgo, entre otras.

En esta edición, el premio a la innovación empresarial fue otorgado a Viwom. Uno de sus tres socios, Ramón Anandón, explica su idea y modelo de negocio: "Se trata de una plataforma capaz de incrustar un vídeo dentro del correo electrónico. Somos capaces de detectar a tiempo real la tecnología que el usuario está empleando para abrir su correo (Ipad, smartphone...), de este modo es posible ver el vídeo sin necesidad de salir del correo sin ningún tipo de problema técnico. Viwom se basa en las visualizaciones: si el usuario ve el vídeo cobramos, si no, no".

Con clientes de la talla de Logitravel, Woman Secret, Obra Social La Caixa, Hoteles Meliá o Nissan, Viwom ha llegado con su plataforma multidioma a millones de usuarios. Su idea fue financiada inicialmente con 600.000 euros, provenientes de subvenciones del gobierno de La Rioja (lugar de origen de la empresa), inversores privados y bancos. Para principios de 2016 preparan una ronda de financiación en la que esperan conseguir por encima del millón y medio de euros.

"Este tipo de reconocimientos te sirven, entre otras cosas, para salir en medios de comunicación y para que inversores tengan garantías para creer en ti. Todas las ideas innovadoras al principio reciben el rechazo, la gente se pregunta ¿funcionará? ¿Será verdad? Necesitamos ser conocidos y generar confianza para que se terminen de fiar de nosotros y así recibir apoyo externo para seguir creciendo", afirma Anandón.

Apoyo a la microempresa

La capacidad exportadora fue reconocida a la empresa de muñecas Llorens, en su categoría de micropyme -en la que competían compañías de menos de 10 empleados y con una facturación inferior a los dos millones de euros-; y en su categoría de pyme, pequeñas y medianas empresas de hasta 250 empleados y menos de 50 millones de euros en ventas, a Fidelity.

Llorens es una pequeña empresa familiar ubicada en Onil (Alicante). Miguel Llorens pertenece a la tercera generación de una familia dedicada a la fabricación de muñecas. Miguel abrió su empresa en 1995 y poco a poco se fue abriendo mercado.

Actualmente, el 80% de sus ingresos son obtenidos de la exportación. "El valor de nuestras muñecas reside en su calidad y diseño. Utilizamos los últimos tejidos y la moda infantil de cada año para confeccionarlas. Además, fuimos el primer fabricante de muñecas accesibles del mundo", cuenta Llorens.

Las ferias han sido uno de los principales escaparates de la empresa. "Mi consejo para todas aquellas empresas que estén pensando en expandirse internacionalmente es que acudan a ferias internacionales. En nuestro caso, la asistencia a la feria del juguete de Alemania nos ha permitido conocer a gran parte de nuestros clientes internacionales", relata Llorens.

Por su parte, la empresa madrileña Fidelity distribuye material fotográfico, óptico y electrónica de consumo a más de 22 países, entre ellos Dubái, Singapur, Hong Kong, Alemania, Holanda, Polonia e Inglaterra. Aunque Fidelity lleva en el mercado desde 1982, proviene de un grupo de empresas nacido en 1973.

"2011 se nos presentaba muy negativo para nosotros, los comercios que se mantenían abiertos habían perdido poder de compra debido a la poca demanda que tenía el consumo en aquel momento, y nos vimos abocados a dos opciones: impulsarnos internacionalmente o cerrar. Como la segunda opción no era factible para nosotros, optamos por la primera y nos modernizamos. Por ejemplo, instalando el sistema informático SAP, que nos permite crecer sin límites", recuerda su directora comercial, Irene Fernández.

Para Fidelity el reto más complicado fue el de dar el salto y realizar la primera operación de venta internacional. A la hora de identificar sus mercados en una primera fase acudieron a ferias tanto en Europa como en Estados Unidos, para después identificas clientes potenciales mediante portales de venta a profesionales. "Incluso, la satisfacción de algunos de nuestros clientes han hecho que nos recomienden a otras empresas con las que ellos mismos colaboraban en otros países", asegura Fernández.

Normas