La operación podría estar valorada en 110.000 millones

Megafusión química: Dow Chemical y Du Pont negocian unirse

Logo de Dow Chemical en la sede de la compañía en Midland, Michigan (EE UU)
Logo de Dow Chemical en la sede de la compañía en Midland, Michigan (EE UU)

La lista de grandes fusiones del año, uno de los más movidos de la historia en este tipo de operaciones, está a punto de sumar un nombre más. Dow Chemical y DuPont se encuentran en las últimas fases para formalizar la unión de ambas en un gigante químico que estará valorado en 120.000 millones de dólares, unos 112.00 millones de euros.

La operación se conoció a primeras horas de ayer después de que algunos medios como el Wall Street Journal, Reuters o Bloomberg apuntaran a un avance en las negociaciones. Según apuntaban estas informaciones, la operación se llevaría a cabo mediante una “fusión entre iguales”.

Con este acuerdo se unirían dos firmas históricas con presencia desde el siglo XIX y se formaría el segundo mayor grupo mundial en el sector químico, solo superado por la alemana BASF, y la mayor compañía de pesticidas, superando a Monsanto.

Las informaciones remarcaron que, al no haberse hecho oficial el acuerdo, podría no cerrarse. Sin embargo, otros medios como la CNBC informaba a mediodía que podría anunciarse hoy mismo. Todo apunta a que el objetivo de las dos compañías es dividirse posteriormente hasta en tres sociedades distintas para diferenciar entre sus actividades con distintos ritmos de crecimiento.

El valor de ambas compañías se sitúa en una línea muy similar, teniendo en cuenta el cierre de la cotización el martes. Mientras Dow finalizó la sesión con una capitalización de 58.970 millones de dólares, DuPont estaba valorada en 58.370 millones. La operación permitiría unas sinergias de 3.000 millones de dólares, según apuntaban ayer los analistas.

Mismos directivos

La nueva compañía podría estar presidida por Andrew Liveris, quien actualmente es el consejero delegado de Dow Chemical. Por su lado, su homólogo en DuPont, Edward Breen ocuparía el cargo de consejero delegado de la multinacional. Breen ya cuenta con experiencia a la hora de dividir las compañías en distintas partes. Lo hizo en Tyco, donde creó seis sociedades separadas.

Este directivo llegó a la compañía hace algo más de un mes, cuando la anterior máxima ejecutiva, Ellen Kullman dimitió de forma inesperada. Desde que Breen, que había pasado más de una década en Tyco, tomase el relevo al frente de la compañía, habría estado intentando buscar una salida para el negocio de la agricultura y de químicos para granjas. Este hecho le había llevado a reunirse con distintas empresas para buscar una solución, entre ellas la propia Dow.

La operación se ha visto precipitada por la presión de algunos accionistas motivados por el freno y la debilidad de algunos de los negocios de sendas compañías. Por ello, el acuerdo está ahora cerca de cerrarse pese a que hace unos meses estaba lejos de concretarse. De hecho, el propio máximo ejecutivo de Dow descartaba en octubre adentrarse en alguna gran operación de compra o fusión.

Algunos medios apuntaban a Third Point, que posee el 2,03% de Dow Chemical, y a Trian, propietario del 2,94% de DuPont, como los principales causantes de esta presión a las direcciones de ambas empresas. El acuerdo llegaría una semana antes de que finalizase el periodo de standstill entre Dow y el inversor activista Daniel Loeb, por el cual este aparcaba las críticas a la compañía que había vertido durante el último año. Este accionista había pedido la división de la sociedad. Un caso similar ha vivido DuPont con Nelson Peltz.

Reuters apuntaba ayer que la operación valoraría a DuPont en 82 dólares por acción, frente a los 68 dólares por título de Dow. El parqué neoyorquino recibió positivamente la operación, ya que ambas compañías subían a media sesión un 10,88% en el caso de Dow, hasta los 56,45 dólares por acción, y un 12,03% hasta los 74,63 dólares en el caso de DuPont.

2.000 trabajadores en 12 centros en España y Portugal

La fusión entre Dow Chemical y DuPont, que creará un gigante de la química valorado en más de 110.000 millones tendría una repercusión clara en las decenas de países en las que operan. Una operación de este calado podría provocar desinversiones y reajustes para satisfacer a las autoridades de Competencia. Una de las regiones que verá en los próximos meses cómo afecta esta fusión será la Península Ibérica.

Ambas compañías cuentan con una importante presencia en España y Portugal y en la actualidad tienen un total de 10 plantas productivas y dos oficinas que dan trabajo a más de 2.000 personas. Casualmente, ambas desembarcaron en la región en los años sesenta.

La que tiene una presencia más importante es DuPont, que da empleo a 1.400 personas en siete centros (Asturias, Barcelona, Madrid, Murcia, Sevilla, Valencia y Lisboa). La actividad de la compañía se distribuye entre la agricultura, la electrónica, la nutrición, la salud y los materiales. La multinacional, que comenzó a trabajar en 1962 en España, no aporta datos de la facturación concreta de la región en las cuentas de DuPont.

La dirección de la planta de Asturias, la principal del grupo en España, descartó recientemente a medios locales que el plan de recorte de costes anunciado por la multinacional de 1.600 millones de dólares previsto para el año que viene tenga efecto alguno para la fábrica asturiana. Se trata de un complejo en Tamón con tres centros. Entre las operaciones más destacadas de los últimos años de la compañía en España en los últimos años destacó la compra de Danisco en 2011 con una planta para el negocio alimentario en Valencia y en 2012 la apertura del centro productivo de Murcia.

Por su lado, Dow Chemical cuenta con 673 trabajadores distribuidos entre su sede social, ubicada en Madrid, y sus cuatro centros: Tarragona (Cataluña), Ribaforada y Tudela (Navarra) y Estarreja (Portugal). Entró en España en 1960 tras unirse con Unión Química del Norte de España, en Bilbao. Desde 1966 se establece en Tarragona, donde se sitúa la planta más relevante, donde la empresa ha invertido 700 millones en los últimos 10 años.

Esta empresa cuenta con actividad en la agricultura, la automoción, la construcción, la salud y la industria, entre otros. Dow Chemical cerró el pasado ejercicio con una facturación en su división de España y Portugal de 1.223 millones de euros, ligeramente superior a la de 2013, según figura en la memoria de la división ibérica del grupo multinacional. Supone el 2% de las ventas de toda la compañía. El grupo especifica que se producen un total de 250 productos distintos en las cuatro plantas que tiene en Tarragona, Ribaforada y Tudela (Navarra) y Estarreja (Portugal). Según figura en la web de la compañía, Dow Ibérica, como se conoce a la filial de la compañía en esta región, está centrada en la investigación y el desarrollo del grupo.

Dow Chemical es una empresa fundada en 1897 que facturó en 2014 58.000 millones de dólares y emplea a 53.000 trabajadores. Por su lado, DuPont nació en 1802 y el pasado ejercicio facturó 28.400 millones de dólares con 8.517 trabajadores en todo el mundo.

Normas