Suministrará barras de acero inoxidable en un puente

Acerinox logra un contrato en Canadá por 40 millones

Recreación del nuevo puente Champlain en Montreal.
Recreación del nuevo puente Champlain en Montreal.

La filial estadounidense de Acerinox, North American Stainless (NAS), se ha adjudicado un contrato por el que suministrará las barras de refuerzo de acero inoxidable que serán usadas en el puente canadiense de Champlain, informa la compañía. Esta obra cruzará el río San Lorenzo, uniendo las localidades de Ile des Soeurs y Brossard, en el extrarradio de Montreal (Canadá).

NAS proveerá alrededor de 15.000 toneladas de barras de refuerzo de acero inoxidable producidas en su planta de Kentucky (EE UU) y cuyo valor se estima en unos 40 millones de euros a precio de mercado. El plazo de entrega se extiende hasta 2016.

La española ACS también participa en este proyecto

El puente será parte del proyecto del corredor de la nueva infraestructura Champlain. La obra tiene 8,4 kilómetros de distancia e incluye mejoras en la autovía ya existente. El eje central del proyecto será el puente, con una extensión de 3,4 kilómetros y para cuya construcción se estima una inversión cercana a los 2.150 millones de dólares canadienses (unos 1.500 millones de euros). El coste total del diseño y la construcción del proyecto ascenderá a 4.200 millones de dólares canadienses (cerca de 2.950 millones de euros). Los trabajos comenzaron el pasado mes de junio y la fecha prevista de apertura es diciembre de 2018.

Acerinox apunta que, gracias al uso de estas barras de refuerzo, el tiempo de vida estimado del nuevo puente será de 125 años, “superando ampliamente los 75 años exigidos por las autoridades canadienses para el proyecto”.

El puente estará formado por tres corredores de transporte separados, que serán soportados por una gran estructura de acero cada uno. Acerinox explica que, tanto el corredor norte como el sur, tendrán tres carriles de autovía con arcenes exteriores e interiores. El pasillo norte incluirá también una vía de 3,5 metros para ciclistas y peatones. Además, habrá un corredor central destinado, inicialmente, a carril bus, pero que podrá ser usado más adelante por el tráfico general.

El nuevo puente será construido y gestionado a través de colaboración público-privada en la que el consorcio privado diseñará, financiará, construirá y mantendrá el puente y el corredor durante los próximos 35 años. Los principales promotores de la obra son el Gobierno de Canadá, Arup Inc (consejera del Gobierno en aspectos técnicos del proyecto) y el consorcio, en el que participan cuatro empresas del grupo ACS: Iridium, Hochtief, Dragados Canadá y Flatiron Constructors Canada. El socio principal, con un 50% de participación, es SNC-Lavalin.

Normas