Editorial

Preparándose para acertar en 2016

Las perspectivas para 2016 que presentó Santander Asset Management ayer en Londres son una guía a tener en cuenta de cara a un próximo ejercicio en busca de oportunidades, pero también para considerar los riesgos que acechan. Una apuesta sólida del líder bancario español se centra en la renta variable europea, y más especialmente la nacional, con el fundamento que representa la política monetaria expansiva que con seguridad intensificará hoy mismo el BCE, pero también por los precios a la baja de las materias primas y la mejoría del entorno macro. En el frente contrario, la amenaza que se observa está en la reconfiguración de la economía china y sus tentáculos, que en forma de desaceleración va a tener un importante impacto sobre los emergentes, y muy significativamente entre los exportadores de materias primas. Los expertos de Santander consideran que España seguirá manifestando mejor comportamiento que otros países europeos, lo que favorecerá a las empresas hasta con subidas de doble dígito en el beneficio, lo que equivale a mejorar la remuneración al accionista. El diagnóstico encaja con el fuerte avance de los fondos de inversión, que acumulan tres años de claro crecimiento. Solo el tiempo dirá si la previsible fragmentación del escenario político, de cumplirse, será la oportunidad que vaticinan los expertos del banco que preside Ana Botín.

Normas