Durante las próximas tres temporadas

Telefónica y Mediapro pagan 2.650 millones por la Liga

Telefónica y Mediapro pagan 2.650 millones por la Liga

Telefonica se ha adjudicado por un importe de 750 millones de euros para las próximas tres temporadas los derechos de explotación del lote 5 de la Liga de fútbol española, es decir, un partido de Primera División y de Segunda División en exclusiva en primera selección y seis partidos de la fase de ascenso a Primera División. La adjudicación se ha producido esta tarde tras analizar las ofertas recibidas, según ha comunicado La Liga.

Por otra parte, Mediapro se ha hecho, por un importe de 1.900 millones de euros, con los derechos del lote 6, compuesto por Canal Liga TV: ocho partidos de Primera División de pago en exclusiva en tercera selección y todos los partidos de la Copa del Rey en exclusiva, excepto los partidos del Lote 2 en directo y excluyendo las semifinales y la final.

La suma, 2.650 millones de euros, equivale a unos ingresos para los clubes de 883 millones al año. Los derechos nacionales de la temporada en curso, considerada por el sector como de transición, corresponden a Telefónica, que se hizo con todos los partidos de pago de Primera, Segunda y Copa del Rey por 600 millones. Sumados los mercados internacionales, que comercializa Mediapro, la recaudación se elevó a 1.267 millones.

De esta forma, La Liga cierra su primer proceso de venta conjunta de los derechos audiovisuales por el método de subasta, fruto del Real Decreto-Ley 5/2015 aprobado por el gobierno en abril. Y lo hace sin haber vendido los otros ocho lotes que estaban a la venta, incluido el correspondiente a la emisión en bares, ni el partido ni los resúmenes en abierto, que durante este año emite Televisión Española.

Dada la situación, y como prevé La Liga en sus bases de comercialización de los derechos, el organismo procederá a negociar a nivel individual con los operadores interesados, y adjudicará de forma directa cada paquete a quien le traslade su mayor oferta. También se está a la espera de la comercialización de los derechos internacionales, que deberían elevar la cifra total de ingresos a los 1.500 millones que la patronal esperaba recaudar, como mínimo, con todo el proceso.

Normas