Las vendedoras son Cajamar, Sando y Azvi

La australiana Macquarie compra el 39,3% del metro de Málaga

Se convierte en primer accionista, mientras FCC y Globalvía continúan como socios

La ministra de Fomento, Ana Pastor, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante la inauguración del metro de Málaga en agosto de 2014.  Efe
La ministra de Fomento, Ana Pastor, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante la inauguración del metro de Málaga en agosto de 2014. / Efe

La australiana Macquarie, junto con el gestor de fondos InfraVía, se ha hecho con el 39,39% del capital de la sociedad gestora del metro de Málaga que estaba en manos de Cajamar, Sando y Azvi, según informaron las compañías sin indicar el importe de la transacción.

Macquarie se convierte en primer accionista de la sociedad concesionaria de las dos líneas del metro de la capital malagueña, que suman 11,3 kilómetros de líneas y 17 estaciones, a las que está previsto añadir otras cinco más en 2019 para ampliar el servicio.

Desde su arranque en julio de 2014, esta infraestructura de transporte urbano ha prestado servicio a más de 6,1 millones de viajeros, según indicaron las compañías en un comunicado.

Málaga fue en 2014 la séptima ciudad española con metro

En el marco de la operación, Cajamar ha vendido la participación del 18,86% que tenía en la sociedad Metro de Málaga, mientras Cointer, una filial del grupo Azvi, ha vendido un 11,96% y Sando, su 8,57%.

Metro de Málaga es la sociedad a la que en 2004 la Junta de Andalucía adjudicó el contrato de construcción y posterior explotación de esta infraestructura. El resto de socios de esta firma gestora del metro, que seguirán en su accionariado son FCC, Globalvía, Comsa y Vera.

Macquarie manifestó a través del comunicado su “satisfacción” por invertir en el “proyecto más icónico” de Andalucía, “junto a socios locales e internacionales de primer nivel”. El grupo australiano es una multinacioal de servicios financieros, bancarios y de gestión de fondos, presente en 29 países.

InfraVia, de su lado, expresó su voluntad de contribuir a que este sistema de transporte preste un “servicio fiable y de calidad en una región en crecimiento”. El fondo de gestor de inversiones cuenta con el respaldo de algunas de las mayores aseguradoras francesas.

Rubicon Infrastructure Advisors ha actuado como asesor financiero para los tres vendedores de la transacción. El asesoramiento legal ha corrido a cargo de Cuatrecasas y Gonçalves Pereira para los vendedores y de Ashurst para el caso de las firmas compradoras.

 

Normas