Advierte de que ponen en riesgo la confianza en las instituciones y los mercados

Linde insta a abordar las malas prácticas bancarias

El gobernador del Banco de España ha advertido este jueves de que las malas prácticas bancarias son una “seria amenaza” para el sector financiero.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde.
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFE

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha asegurado hoy que las malas prácticas detectadas en algunas entidades bancarias, que podrían suponer un riesgo para la estabilidad financiera, son una “seria amenaza” que hay que abordar adecuadamente.

En este sentido, el gobernador ha precisado que el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) ya ha advertido de los problemas de conducta que se han detectado en algunas entidades, que podrían impactar en el negocio y afectar de forma negativa en la confianza del sector.

“Si la confianza en las instituciones y en los mercados financieros se pierde, el potencial de las finanzas al servicio de la economía real y su fomento del crecimiento, se verá minado”, ha advertido el gobernador durante su intervención en la VIII Conferencia Internacional de Banca organizada por el Santander.

Al respecto, Linde ha precisado que en respuesta a esta amenaza, se ha establecido una nueva área de trabajo coordinada con el Consejo de Estabilidad Financiera.

Así, se ha puesto en marcha un plan que entre otras medidas, analiza el papel fundamental que desempeñan los marcos de gobierno corporativo de las entidades respecto a la prevención y mitigación de la mala práctica.

Igualmente, el Consejo de Estabilidad Financiera está examinando si las reformas que ya se han puesto en marcha son eficaces o si por el contrario, se requieren más medidas preventivas.

En su intervención, Linde también ha hecho referencia a la normativa europea Basilea III, que en su opinión “será un desafío” para el sector, además de la puesta en marcha del colchón anticrisis, que debe cubrir un 16 % de sus activos ponderados por riesgo.

A partir del 1 de enero de 2022, este porcentaje, conocido como TLAC -acrónimo de “total loss absorbing capacity“- debe alcanzar un 18 %.

Por último, Linde ha destacado que tras las medidas aprobadas desde el inicio de la crisis, la banca es ahora más resistente, aunque las diferentes debilidades persisten, algo por lo que el Comité de Basilea está llevando a cabo una revisión del marco de capital que deben tener las entidades y que estará a finales de 2016.

 

Normas
Entra en El País para participar