Andalucía pide colaboración a las entidades financieras

Los políticos presionan por un acuerdo entre Abengoa y la banca

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz.
La presidenta de Andalucía, Susana Díaz.

Los políticos están ejerciendo presión para que Abengoa y los bancos alcancen acuerdos. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, hizo un llamamiento a las entidades financieras para la búsqueda de una solución para el grupo de ingeniería y bioenergía, y subrayó que “no pueden fallar”, apuntando que “España se implica con el sistema financiero en los momentos de dificultad”. También declaró que “ahora les corresponde [a los bancos] ponerse también al frente y no dejar caer a una empresa puntera”.

Díaz manifestó su esperanza en que el Gobierno central se implique del mismo modo en que lo hará el Ejecutivo autonómico, observó que ya llegará el momento adecuado para analizar por qué se ha llegado hasta la situación actual.

Por otra parte, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, garantizó la colaboración del Gobierno de España en la búsqueda de “una solución de futuro” para la compañía y solicitó a las administraciones y los implicados “que negocien y dialoguen hasta la extenuación” en la búsqueda de una salida.

Báñez indicó que “lo que el Gobierno quiere desde el primer momento es ayudar en ese diálogo y en esa búsqueda de una solución para la compañía”. La titular de Empleo se refirió a Abengoa como una multinacional española de primer nivel y una compañía andaluza muy importante, “no solo por el número de trabajadores que tiene, que nos preocupa, sino porque es una de las punteras en innovación en nuestra tierra”.

Soria descartó una participación pública en la compañía

Según Báñez, la región necesita tejido industrial con empleo de calidad, “y Abengoa es un ejemplo de eso”. Así, la ministra señaló que desde el Gobierno “instamos a todas las administraciones públicas y a todos los implicados que negocien y dialoguen porque a Abengoa le debemos dar un futuro de esperanza”. E hizo hincapié en que el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy “va a estar al lado de los trabajadores”.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, por su lado, recordó que el problema afecta a una empresa privada y que “el Gobierno no se encuentra en el momento en el que el Instituto Nacional de Industria (INI) podía inyectar capital en las empresas”. Soria descartó que el Ejecutivo se esté planteando una participación pública en Abengoa después de que la compañía sevillana haya solicitado formalmente el preconcurso de acreedores.

Este mecanismo “es una garantía para intentar, a lo largo de los próximos meses, encontrar una solución”, dijo Soria.

Domínguez se dirige a la plantilla
El presidente de Abengoa, José Domínguez Abascal, ha reconocido la inquietud de la plantilla ante la situación de la empresa y asegura que “un grupo de personas muy cualificado trabajará con la mayor energía en la búsqueda de una solución”. En una nota dirigida a los trabajadores, Domínguez explica que la firma ha iniciado un proceso de negociación con sus acreedores financieros “para alcanzar un acuerdo que permita hacer viable la empresa con la estructura de capital que sea necesaria”.

Las acciones B de Abengoa han cerrado su trayectoria en el Ibex 35 con pérdidas del 72% en sus dos últimas jornadas. La firma liderada por Santiago Seage, que valía 875,74 millones de euros el pasado martes, cerró sesión ayer con una capitalización bursátil de 248,2 millones. Esta cantidad es inferior a los 350 millones que Gonvarri, filial de corporación Gestamp, tenía intención de inyectar en la firma a cambio del 28% de su capital. Las acciones A, que cuentan con 100 derechos de voto cada una, cerraron la sesión en 0,38 euros por título, tras perder un 66% en dos jornadas.
La deuda que vence en marzo de 2016 cerró cotizando al 22%, tras haber alcanzado el 91% dos semanas antes, mientras que el bono que expira en abril de 2020 se paga al 16,5%, después de haber llegado al 57% el 11 de este mes.

Moody’s, siguió los pasos de Fitch y rebajó dos escalones el rating de Abengoa, desde B3 hasta Caa2 –bono basura– con perspectiva negativa. La agencia de calificación explicó que esta nota refleja “una alta probabilidad de impago y pérdidas” para los acreedores.

Seage, al frente de la matriz y de la filial estadounidense

Abengoa Yield tiene un nuevo responsable: Santiago Seage, quien ocupará el cargo de director general, según informó la filial estadounidense al regulador del mercado estadounidense, la SEC, tras la decisión del hasta ahora consejero delegado de Yield, Javier Garoz, de abandonar la compañía.

Así, el actual consejero delegado de la ingeniería sevillana volverá sus orígenes y compaginará a partir de ahora su labor al frente de ambas empresas. Como recuerda el documento remitido a la SEC, Seage fue consejero delegado de Abengoa Yield desde la creación de la compañía hasta que fue nombrado primer ejecutivo de Abengoa el pasado mes de mayo, en sustitución de Manuel Sánchez Ortega. Este último adujo razones estrictamente personales para su marcha del grupo de ingeniería andaluz.

Adicionalmente, Seage ha dejado sus responsabilidades como presidente del consejo de Abengoa Yield y la junta directiva ha optado por Daniel Villalba para cubrir este puesto. Villalba ha sido hasta ahora director independiente.

“Vamos a continuar centrándonos en unos resultados consistentes cada trimestre, así como en la ejecución de la estrategia y del plan que hemos aprobado y compartido recientemente con el mercado”, declaró Seage a través de esta comunicación.

La empresa matriz obtuvo a finales de octubre del hedge fund británico Children’s Investment Fund (TCI) un préstamo bajo la modalidad margin loan (créditos instantáneos pero que requieren un activo como garantía) por 130 millones de dólares (unos 118 millones de euros). La garantía aportada en este caso fueron 14,22 millones de acciones de Abengoa Yield, en torno al 14% de su capital.

Normas