Tratará de que la financiación llegue a la economía real

La CNMV paraliza el envío de 'espías' a las oficinas bancarias

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.

Uno de los nuevos poderes estelares de supervisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la posibilidad de enviar a técnicos o a personal contratado de forma anónima a las sucursales bancarias, está de momento paralizado.

Elvira Rodríguez, presidenta del supervisor de los mercados, reveló ayer en el Foro CincoDías, patrocinado por Accenture y Banco Sabadell, que aún no ha puesto en marcha esta nueva potestad, puesto que la información recabada por esa especie de espías carece de capacidad probatoria. “Queremos que sea eficiente, estamos viendo si resulta útil; si no, no seguiremos por ese camino porque cuesta dinero”, sentenció.

Esta fórmula adicional de supervisión, utilizada ya en otros países europeos y conocida en la jerga como mystery shopping, requeriría el fichaje de personal externo, con un coste adicional para el supervisor. Elvira Rodríguez ha vuelto a reiterar que el organismo que preside requiere más autonomía en la contratación de personal. “La ley otorga una mayor, si bien aún insuficiente, flexibilidad en la contratación de personal”, explicó la jefa de la CNMV.

El supervisor de los mercados, en todo caso, ha conseguido cotas récord de capacidad sancionadora, supervisora y reguladora desde que Elvira Rodríguez tomó el timón del organismo en octubre de 2012. Ahora puede imponer sanciones muy graves y autorizar la creación de empresas de servicios de inversión. “No les quepa ninguna duda de que vamos a hacer uso de esta mayor flexibilidad y de las nuevas herramientas para acentuar la política de supervisión preventiva que hemos desarrollado en los últimos años”, afirmó.

La CNMV también reforzará sus inversiones en tecnología para realizar una supervisión eficiente de unos mercados financieros cada vez más digitalizados.

La entrada en vigor el próximo febrero de la mayor reforma en el sistema de liquidación, compensación y registro impulsará nuevos modelos de vigilancia. De hecho, la CNMV tiene operativo casi al 100% el sistema avanzado de monitorización de mercados secundarios. La gran misión de esta herramienta es detectar el uso de información privilegiada y la manipulación de precios; por ejemplo, con el uso ilícito de la autocartera.

La presidenta de la CNMV recordó que otro de los retos es el de “impulsar los mercados de capitales como fuente de financiación de la economía real”. El supervisor ha agilizado procesos internos, entre ellos los destinados a aprobar rápidamente los folletos de emisión de deuda, pero todavía le queda trabajo por hacer, especialmente en el área internacional. Ya está diseñado “un plan de acción destinado a lograr una unión del mercado de capitales en Europa, que marcará la agenda regulatoria de próximos años”, afirmó. Mientras, en España, los objetivos son impulsar mecanismo de financiación alternativos como la titulización, el crowdfunding o el capital riesgo. También hizo una referencia, aunque sin citarlo, al Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), que cuenta ya con 15 emisores –entre los que venden bonos y pagarés– y un importe de deuda circulación total de unos 1.000 millones de euros. Esta plataforma comenzó a funcionar a finales de 2013.

La entrada en vigor de la nueva regulación para proteger a los pequeños inversores, la directiva Mifid 2 aprobada en 2014, es otro de los temas que más esfuerzos está requiriendo por parte de la CNMV. La fecha de su entrada en vigor, prevista en principio para enero de 2017, está todavía en duda, después de las quejas de Alemania, Reino Unido y Francia, como publicó CincoDías el pasado 20 de noviembre. La norma concede la capacidad a los supervisores de los mercados nacionales, o al europeo ESMA, de suspender o restringir la venta de un instrumento financiero. Podrán hacerlo “cuando una empresa de servicios de inversión no haya desarrollado o aplicado un proceso eficaz de aprobación de productos o haya incumplido de otro modo lo dispuesto”, según el texto.

La presidenta de la CNMV también hará uso de su incrementadas potestades regulatorias y elaborará “guías con criterios o procedimientos para facilitar el cumplimiento de la normativa”.

Rodríguez anticipó que seguirá en la línea de prevenir antes que multar. Así, señaló que el aviso que lanzó el 10 de noviembre a las gestoras y comercializadores de fondos por posibles prácticas ilícitas en la publicidad de estos productos. La CNMV no ha abierto expedientes por este motivo: “Estamos buscando la neutralidad en la comercialización de estos productos y fue una llamada de atención”. “La advertencia es una más de las que hacemos todos los días, pero esta la hicimos pública para que no digan que no lo sabían”, afirmó.

Normas