Abatido en la frontera turcosiria

Turquía abate un caza ruso

Por primera vez desde los años 50, fuerzas de la OTAN han atacado y derribado un avión de combate ruso. Un Su-24 que participaba en bombardeos contra la oposición siria fue derribado esta mañana por un caza F 16 turco sobre suelo sirio. De acuerdo con Ankara, el avión, que cayó en territorio sirio cerca de la frontera con Turquía, fue derribado después de que dos aparatos violasen "repetidamente" su espacio aéreo y no hicieran caso a diversas advertencias turcas.

El presidente ruso, Vladímir Putin, se mostró contundente al conocer la noticia, que calificó de “golpe a traición”. "Este suceso se sale de los marcos de la lucha contra el terrorismo", ha asegurado tras reunirse con el rey Abdalá II de Jordania. "Pero la pérdida de hoy está vinculada con un golpe que nos han dado a traición cómplices del terrorismo”.

Los incidentes entre Rusia (que apoya al presidente sirio Bachar el Asad en su lucha contra el Estado Islámico y los rebeldes) y Turquía, que ha apoyado la insurgencia contra El Asad, han sido constantes desde que Moscú inició en octubre los ataques aéreos contra los opositores. El derribo se ha producido en una zona de población siria de origen turco, donde en los últimos tres días se han intensificado los combates entre las fuerzas del régimen y los rebeldes respaldados por Ankara. Unas 1.700 personas han huido a Turquía.

Fotograma de un vídeo en el que supuestamente se ve el cadáver de uno de los pilotos, rodeado de milicianos sirios.
Fotograma de un vídeo en el que supuestamente se ve el cadáver de uno de los pilotos, rodeado de milicianos sirios. REUTERS

Comunicado turco
“A las 9.20 del 24 de noviembre, un avión de nacionalidad desconocida violó en repetidas ocasiones -diez veces en un periodo de cinco minutos- y pese a las advertencias realizadas el espacio aéreo turco, a la altura de la localidad de Yayladagi (provincia de Hatay)”, explicó el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Turquía en un comunicado: “Por ello y atendiendo a las normas para entablar combate, dos de nuestros F-16 que se encontraban en el área dispararon contra él”.

Según Rusia ninguno de sus aparatos ha traspasado la frontera siria.“Durante el vuelo, el avión permaneció todo el tiempo sobre el territorio de Siria, como quedó registrado en los radares”, aseguraron las autoridades rusas. Los pilotos del bombardero, informó la cartera rusa, lograron catapultarse del avión.

“El avión volaba a 6.000 metros de altitud. Se está precisando la suerte que corrieron los pilotos, que según datos preliminares, lograron abandonar el aparato”, declaró el Ministerio de Defensa. Según France Presse, uno de los pilotos ha sido capturado por los rebeldes. 

Los dos pilotos se lanzaron en paracaídas, algo que fue recogido por vídeos difundidos en la prensa turca. Poco después del derribo del avión, que cayó en territorio sirio cerca de la frontera con Turquía, dos helicópteros militares rusos se acercaron a la zona para buscar a los supervivientes, pero los milicianos turcomanos no les dieron permiso para aterrizar, relatan las citadas fuentes a CNNTürk. Entre 20 y 25 minutos después empezó un denso bombardeo contra la zona, agregan.

De acuerdo con medios como la CNN turca, uno de los pilotos habría fallecido. Así lo aseguran también dirigentes de los rebeldes que operan en la zona.

La noticia, que fue adelantada por la prensa turca, ha provocado pérdidas en las Bolsas y subidas en el precio del petróleo. Cae la lira turca en torno al 1,2%, y baja también el rublo.

Se trata del primer avión que pierde la agrupación de las Fuerzas Aeroespaciales rusas que bombardea posiciones de grupos terroristas en Siria, con el acuerdo del Gobierno de Damasco, desde el pasado 30 de septiembre.

Violaciones
Ankara ha denunciado varias violaciones de su espacio aéreo y advirtió a Moscú que derribaría los aviones rusos que volvieran a entrar sin autorización en territorio turco. Rusia reconoció los incidentes y los atribuyó a las malas condiciones meteorológicas en la zona y a que la base aérea de Jmeimim, en la que están emplazados los aviones rusos, está a sólo unos 30 kilómetros de la frontera sirio-turca.

Turquía, que se opone a la operación militar rusa en Siria, ha pedido la imposición de una zona de exclusión aérea en territorio sirio contiguo a su frontera

Normas
Entra en El País para participar