La policía ha irrumpido para liberar a los rehenes

Al menos 27 muertos en el ataque al hotel de Malí

Personal militar de Mali asegura los alrededores del hotel de lujo Radisson Blu en Bamako, Mali, el 20 de noviembre del 2015.
Personal militar de Mali asegura los alrededores del hotel de lujo Radisson Blu en Bamako, Mali, el 20 de noviembre del 2015. EFE

Al menos 27 rehenes han muerto en el ataque terrorista al hotel Radisson en Bamako, capital de Malí, según informaciones proporcionas por la ONU. Un grupo de hombres armados ha irrumpido en el lujoso establecimiento, situado en el barrio diplomático y frecuentado por extranjeros. Posteriormente las fuerzas de seguridad malienses lanzaron una operación para liberar a los rehenes tomados por un grupo de personas armadas que atacaron hoy un hotel en Bamako, en Malí, causando varios muertos.

Según fuentes de seguridad malienses, durante el operativo han logrado liberar a decenas de los 170 personas (80, según Reuters) retenidas en el séptimo piso del hotel Radisson, donde los asaltantes congregaron a los rehenes. Según pudo constatar Efe en el lugar, había varios ciudadanos extranjeros entre los rehenes liberados por las fuerzas malienses. Uno de los rehenes que se encuentra fuera de peligro es español, pero su identidad se desconoce, según informaron a Efe fuentes policiales.

El operativo de rescate, lanzado siete horas después del ataque, ha concluido con 13 terroristas muertos abatidos por los agentes, según las cifras de la misión de la ONU.

El hotel es considerado el más seguro de la capital y situado en una zona lujosa y céntrica. Un importante dispositivo de seguridad se desplegó en la zona y se fue reforzando a lo largo de la mañana con la llegada de diferentes cuerpos de seguridad malienses, apoyados por la presencia de las fuerzas de la ONU en Malí, la MINUSMA, que fueron evacuando los rehenes liberados.

El asalto ha sido reivindicado por dos grupos yihadistas activos en el Sahel, Al Murabitun (dirigido por el histórico Mojtar Belmojtar) y Al Qaeda en el Magreb Islámico, que afirmaron haber actuado conjuntamente en una llamada a la agencia mauritana Al Ajbar, generalmente bien conectada con los grupos yihadistas de la zona.

La Embajada de España en Malí informó de que se ha registrado una explosión y varios disparos. El Gobierno de Malí creó una célula de crisis en sede de la jefatura del Ejecutivo, con el primer ministro, Modibo Keita, y el ministro de Seguridad Salif Traoré. El presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, está en Yamena, la capital de Chad, para asistir a una cumbre del G5 Sahel.

Según los datos que se van conociendo, los trece asaltantes robaron esta mañana un vehículo diplomático estadounidense de marca Toyota, con el cual se presentaron en el hotel y pudieron así acceder a sus instalaciones, generalmente concurridas por diplomáticos, hombres de negocios o militares extranjeros.

Fuentes policiales dijeron que entraron en el hotel a gritos de “Alahu Akbar” (Dios es grande) y declararon que todos los presentes estaban secuestrados, entre clientes, trabajadores y guardias del hotel, de diversas nacionalidades, como pakistaníes, indios, senegaleses, marfileños, turcos, canadienses o alemanes, entre otros.

España mantiene desde hace casi tres años en Malí un contingente formado por 110 militares que forman parte de la misión europea de entrenamiento al Ejército de este país (EUTM) para que pueda recuperar sus capacidades y hacer frente a la amenaza yihadista en el norte.

El grueso del contingente español, aproximadamente un centenar de efectivos, se encuentra en el campo de entrenamiento de Koulikoro, situado a unos 60 kilómetros de la capital, Bamako, donde entrena a los equipos de operaciones especiales y de artillería y morteros de las fuerzas malienses.

 

Normas