El Banco de España aprueba la circular de fundaciones bancarias

La Caixa creará un fondo de 850 millones al optar por controlar su banco

Reloj en la fachada de la sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid. EFEArchivo
Reloj en la fachada de la sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid. EFE/Archivo EFE

El Banco de España aprobó el lunes las obligaciones de las fundaciones bancarias que controlan CaixaBank, Unicaja, Ibercaja y Kutxabank. Esta norma obliga a las fundaciones con más del 50% del capital de un banco o que tengan su control a constituir un fondo de reserva o salir a Bolsa. La Fundación Bancaria de La Caixa creará un fondo de 850 millones, la de BBK de 253 millones, mientras que Unicaja e Ibercaja saldrán a Bolsa para perder el control de sus bancos.

El Banco de España puso el lunes el punto y final a la normativa que obligó en 2013 a las cajas de ahorros a transformarse en fundaciones bancarias y a traspasar su actividad financiera a un banco de nueva creación. El consejo de gobierno de la institución que lidera Luis María Linde aprobó el lunes pasado una circular por la que se desarrollan las obligaciones de las fundaciones bancarias que tengan participaciones en entidades de crédito, cumpliendo así con la habilitación concedida por la Ley de cajas de ahorros de 2013 y el Real Decreto de octubre de 2015 que la desarrolla.

El sector llevaba casi un año esperando el texto de esta circular, aunque ahora alguna que otra excaja, como BBK preveía que tras el retraso la norma saliese ya después de las elecciones generales. Otras entidades, sin embargo, la esperaban más cerca del 20D. Pero eso sí, a los servicios jurídicos de todas las entidades parece que le ha pillado por sorpresa el anuncio hecho ayer del Banco de España, y esperaban su publicación en el BOE a más tardar para hoy (el supervisor esperaba que fuera ayer).

Las cifras

meses es el plazo que tienen las fundaciones bancarias para comunicar si optan por crear un fondo o por perder el control del banco a contar a partir de la publicación de la circular en el BOE.

10% es el porcentaje mínimo del capital o de los derechos de voto de un banco que puede tener una fundación bancaria para tener esta consideración, según fija la circular del Banco de España.

Todas las fuentes consultadas aseguran que la circular, o por lo menos, lo que ayer el Banco de España anunció en un comunicado, no representaba ninguna sorpresa sobre el último borrador de la circular o sobre el Real Decreto. Pese a ello, las entidades dudaban de cuándo comenzaba a correr el contador para iniciar la constitución del fondo de reserva en el caso de las fundaciones que hayan optado por no bajar el peso del 50% en el capital de su banco; este es el caso de la Fundación de BBK, que tiene el 57% de Kutxabank y tiene 9 de los 16 consejeros; o de la Fundación La Caixa.

Esta institución tiene el 56,8% del capital de CaixaBank (porcentaje que en 2017 bajará al 53% tras una conversión de unos bonos de Criteria), no tiene intención de perder el control del banco. Fuentes de la fundación aseguran que la institución “dispone de recursos y activos suficientes para adaptarse a la ley” y crear un fondo de reserva.

La Fundación Bancaria La Caixa, que tiene el 100% de Criteria, y este a su vez tiene el 56,8% de CaixaBank, se nutre de los dividendos de las participadas bajo la órbita de Criteria, incluidos los de CaixaBank, lo que compensa para optar a crear el fondo de reserva. CaixaBank cotiza en Bolsa y puede que la fundación en cinco años baje del 50% su peso en el banco, pero no tiene intención de perder su control.

La Ley de cajas de ahorros fijaba una serie de obligaciones para las fundaciones bancarias, que se hacen más exigentes en función de la participación que ostenten en una entidad de crédito. En concreto, las fundaciones bancarias deben elaborar un protocolo de gestión y un plan financiero anual siempre que su participación en una entidad financiera sea superior al 30%. Si la participación es igual o superior al 50%, o existe control de la entidad, el plan financiero deberá reforzarse con un programa de diversificación de inversiones y gestión de riesgos y con la constitución de un fondo de reserva o, como alternativa, con un plan de desinversión en la entidad de crédito. El plazo dado para la constitución del fondo o salir a Bolsa es de 5 años, pero la circular no especifica si es desde 2013, cuando se aprobó la ley de cajas, o desde que se ha aprobado la circular.

Unicaja e Ibercaja tienen planes para salir a Bolsa y colocar más del 50% de su capital a finales de 2016 o ya en 2017. E incluso, si pueden retrasar más el plazo lo harán.

Mientras, BBK ha descartado sacar a Bolsa a Kutxabank, más tras aceptar el Banco de España que no hay concertación entre las tres fundaciones vascas (además de BBK, está la Kutxa, con el 32% del banco, y Vital, con el 11%).

Los presidentes de estas cuatro entidades y de sus fundaciones deben también elegir entre mantener su cargo en el banco o en la fundación antes de junio de 2016, como obliga también la ley, pero todos aseguran que lo comunicarán entre marzo y el propio mes de junio de 2016, justo el final del plazo para su sustitución.

Goirigolzarri ve a Bankia con fuerza para seguir sola

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se mostró ayer convencido de que la entidad tiene “mucha fuerza” para “mantener su propio rumbo” en un entorno financiero que será “complejo”. Así lo indicó el primer ejecutivo de la entidad financiera, que intervino en un acto junto al presidente del Comité Paralímpico Español, Miguel Carballeda, con el objetivo de apoyar al deporte paralímpico. Goirigolzarri apuntó que en el banco “tenemos las ideas claras sobre los planes que tenemos que desarrollar en el futuro” y además “tenemos la ilusión para desarrollarlos”. “Desde esta perspectiva veo a Bankia como una franquicia con mucha fuerza para mantener su propio rumbo”, incidió el presidente de la entidad financiera preguntado sobre una eventual operación de compra del banco por parte de otra entidad. Subrayó que Bankia tiene en estos momentos una serie “de puntos fuertes muy relevantes a la hora de enfrentarnos al futuro”. “Un futuro que va a ser complejo en el sector, un futuro competitivo con tipos de interés bajos”, aseveró. Se felicitó de que “tenemos un ratio de eficiencia que es el mejor de la banca española” y “tenemos un balance muy saneado, con el mayor nivel de capitalización de la banca española”. Preguntado si se ve como presidente del banco para los próximos años, Goirigolzarri contestó que esta decisión corresponde al consejo y a los accionistas, pero “lo que sí puedo decir es que yo, a nivel personal, estoy absolutamente comprometido con este proyecto”.

La norma sobre fundaciones no afectará a la obra social

La nueva normativa sobre fundaciones bancarias aprobada por el Banco de España, que regula cuestiones como el fondo de reserva que deben constituir estas entidades, no afectará ni a la actividad, ni al presupuesto de la obra social de la Fundación Bancaria La Caixa.

Así lo han explicado fuentes de esta fundación, que es el máximo accionista de CaixaBank a través de Criteria, ya que controla un 56,8 % del banco.

Esta entidad, la primera fundación privada de España y una de las más importantes del mundo, destinará este año a obra social un total de 500 millones de euros por séptimo año consecutivo.

De estos 500 millones presupuestados para este año, los programas sociales y asistenciales suponen 336 millones (un 67,2 %), los programas de ciencia y medio ambiente un total de 56 millones (11,2 %), mientras que el apoyo a la educación y la investigación absorbe 41 millones (8,2 %) y las acciones culturales tienen un presupuesto de 67 millones (13,5%).

La Fundación Bancaria La Caixa gestiona de forma directa la obra social y agrupa en Criteria CaixaHolding todas las participaciones accionariales del Grupo La Caixa, incluida CaixaBank.

Normas
Entra en El País para participar