El grupo bodeguero factura 33,4 millones de euros

Vega Sicilia, en busca de 1,5 millones de botellas

Pablo Álvarez ficha como enólogo a Gonzalo Iturriaga

Vega Sicilia, en busca de 1,5 millones de botellas

Nuevos tiempos para el grupo bodeguero de mayor prestigio de España. Tempos Vega Sicilia presentó ayer a su nuevo director técnico, Gonzalo Iturriaga, (1977), ingeniero agrónomo y enólogo, que ocupa el puesto de Javier Ausás, que el pasado mes de agosto llegó a un acuerdo con el consejero delegado, Pablo Álvarez, para abandonar la bodega, en la que trabajaba desde 1992, y emprender un nuevo camino profesional. Ahora toma las riendas de la dirección técnica un nuevo enólogo, del que Álvarez resaltó su cualificación –Iturriaga ha trabajado en una bodega familiar de la Ribera del Duero, ha sido responsable de los vinos de Habla y hasta ahora era director de exportaciones de Lamothe-Abiet– para “seguir navegando el barco de Vega Sicilia”. Porque los objetivos del grupo, que en 2014 batió el récord de facturación con 33,4 millones de euros, un 7,4% más que en 2013, son:mantener la calidad de los vinos, impulsar la expansión internacional y aumentar el grupo de bodegas.

Tempos Vega Sicilia, la marca corporativa que identifica a todas las bodegas y vinos del grupo, –Único y Valbuena; Alión, Pintia, Oremus (Hungría) y Macán (ésta última en colaboración con la familia Rothschild), ha fichado además a Antonio Menéndez como director comercial y de marketing, “con el objetivo de impulsar la necesaria evolución de todas las bodegas y actualizar estas áreas frente a la constante expansión internacional de la compañía”.

El reto de Tempos Vega Sicilia, tal y como adelantó su consejero delegado, es llegar en dos años a una producción máxima de 1,5 millones de botellas anuales en todo el grupo, que cuenta con 650 hectáreas de viña. Son vinos que llegan a más de 5.000 clientes de 115 países de todo el mundo.

En cuanto al incremento de bodegas, Pablo Álvarez señaló que ese es el deseo, “seguir creciendo”, aunque advirtió que no es tarea fácil encontrar otras firmas que se ajusten al perfil y exigencia de Vega Sicilia.

Otra de las iniciativas, que todavía está en el aire, aunque en fase de estudio, es un proyecto de enoturismo, que contempla la construcción de un hotel de lujo en la finca, situada en Valbuena de Duero (Valladolid), en una de las zonas más privilegiadas de la Ribera del Duero. Álvarez señaló además que todavía queda mucho camino por recorrer para que España tenga reputación mundial en vinos, “solo representa un 1% de lo que es el mercado del vino, hay mucho por hacer todavía”. Es una de las obsesiones que tiene este bodeguero, que explica que uno de los secretos del éxito de Tempos Vega Sicilia es contar con los mejores profesionales.

También avanzó que la bodega Benjamín de Rothschild-Vega Sicilia, donde se elabora el vino Macán (La Rioja), estará finalizada en verano de 2016.

Normas