Editorial

Sareb prosigue con la limpieza

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) dispone de 15 años para liquidar los activos traspasados por los bancos cuando llegó la crisis, todos ellos de dudosa calidad, y entre los que hay tanto activos físicos como créditos con garantía real de inmuebles que han perdido la mayor parte del valor que el boom inmobiliario les adjudicó en algún momento. Lleva un ritmo razonable de liquidación y venta de su cartera, pero este año se ha reducido ligeramente el volumen de sus ventas, tanto por haber sacado del balance inicialmente las partidas con mayor descuento como por la competencia que los bancos, que sus propios socios, le hacen con la venta de sus propias carteras.

En estos días está buscando una salida para cuatro carteras de crédito con garantía de activos reales por valor agregado de 1.500 millones. En todas las operaciones esperan vender con margen de beneficio sobre el precio de adquisición y aliviar en parte la carga adicional que les exige la nueva normativa contable diseñada por el Banco de España. La mochila crediticia y de activos reales sigue siendo muy pesada para Sareb, de unos 44.000 millones; pero tiene 12 años por delante, y no se trata de precipitar las operaciones, pues la dilación mejora el precio y la cuenta de resultados de la entidad.

Normas
Entra en El País para participar