La ratio sobre el Ebitda cerrará el año en las 2,7 veces

Por qué aumenta un 7% la deuda de las firmas del Ibex

Deuda financiera neta a cierre de septiembre Ampliar foto

Este año supondrá un antes y un después en los balances de las empresas del Ibex. Los años de la crisis trajeron consigo un empeño denodado por el desapalancamiento. Las compañías aparcaron proyectos de crecimiento para poner el énfasis en la reducción de la deuda. Ahora, esta situación empieza a cambiar. Así, según las previsiones del mercado recogidas por Factset, las empresas del Ibex no financieras (quedan fuera los siete bancos del selectivo y Mapfre), elevarán su pasivo a cierre de ejercicio un 1,5% hasta los 195.000 millones de euros, aún lejos de los 220.000 millones alcanzados en 2007. Hasta septiembre, la deuda se eleva un 7% hasta los 202.300 millones de euros.

Otro síntoma de que el entorno empieza a cambiar es que varias de las grandes empresas del Ibex han refinanciado su deuda este año, aprovechando así también la mayor disposición de las entidades financieras a conceder créditos a las compañías solventes, en un entorno de tipos de interés en mínimos históricos que dificultan el negocio clásico de los bancos.

En concreto, según datos de Dealogic, en lo que llevamos de ejercicio, las compañías españolas han refinanciado deuda por valor de 29.451 millones de dólares (27.272 millones de euros), cifra récord desde 2007. Telefónica ha refinanciado deuda por 5.500 millones; Iberdrola, por 5.000; ACS, por 4.700; Acciona, por 3.600; Gas Natural, por 1.750, y Amadeus, por 1.000 euros, entre otras.

Aunque, en conjunto, las compañías del Ibex aumentarán tímidamente su endeudamiento, hay empresas que seguirán reduciendo su nivel de deuda durante este ejercicio. En concreto, rebajarán su pasivo Abengoa, Abertis, Acciona, ACS, Aena, Endesa, Gas Natural, IAG, OHL, Red Eléctrica y Sacyr. La compañía que más reducirá su deuda es Sacyr, que gracias a la venta de su filial patrimonialista Testa a Merlin, la bajará en un 40%, hasta los 3.794 millones.

Por su parte, la compañía que más aumentará su deuda este año es Dia, que según prevé el mercado cerrará el ejercicio con un endeudamiento de 890 millones de euros, un 63% más que en 2014. Las compras de tiendas de Eroski, entre otras operaciones corporativas, explican este incremento y simbolizan el aumento de las inversiones que caracteriza este nuevo periodo tras la fase en la que las compañías se centraron casi en exclusiva en reducir el apalancamiento.

También es significativo el aumento de la deuda previsto para Repsol (un 169,7%, por la compra de la compañía canadiense Talisman), Indra (un 33,1%, por su plan de reestructuración) o Amadeus (un 27,4%, a causa de la compra de Navitaire, filial de Accenture, por 750 millones, financiada con la emisión de bonos).

Dentro del selectivo cuatro compañías cerrarán el año con caja: Inditex (4.981 millones), Técnicas Reunidas (567 millones), Gamesa (266 millones) y Mediaset (236 millones). Aunque el endeudamiento de las compañías del Ibex aumentará este año, la ratio de deuda sobre ebitda seguirá bajo control gracias al aumento del beneficio operativo. A cierre de 2014, esta ratio era de 2,5 veces y ascenderá hasta las 2,7 cuando termine 2015.

Normas