Su filial británica TSB adquiere la cartera de Northern Rock

Sabadell compra a Cerberus 4.700 millones en hipotecas

TSB, la filial británica de Banco Sabadell, acaba de adquirir 3.300 millones de libras en hipotecas del nacionalizado Northern Rock al fondo de inversión estadounidense Cerberus.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu.
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. Reuters

El banco británico TSB, filial del Sabadell, pagará 3.300 millones de libras (4.653 millones de euros) por hipotecas del nacionalizado Northern Rock a la firma de inversión estadounidense Cerberus, informó hoy el Gobierno del Reino Unido.

Esa operación se produce después de que el Ejecutivo de Londres haya acordado vender a Cerberus créditos del antiguo negocio de hipotecas del Northern Rock, que los contribuyentes adquirieron durante la crisis financiera por 13.000 millones de libras (18.359 millones de euros), según precisó la BBC.

UKAR (UK Asset Resolution), la sociedad creada en 2010 para gestionar la liquidación de activos de bancos nacionalizados como el citado Northern Rock y Bradford & Bingley, se ha encargado de llevar a cabo esa operación, considerada la mayor venta de activos financieros realizada por un Gobierno europeo.

Por lo tanto, el TSB se convertirá en prestamista hipotecario de 34.000 propietarios de viviendas en el Reino Unido.

De acuerdo con informaciones del citado canal de televisión pública, los clientes de las antiguas hipotecas o préstamos del Northern Rock no tendrán que adoptar ninguna medida tras este cambio puesto que no se prevén modificaciones en los términos de sus hipotecas.

El Gobierno de David Cameron ha vendido más del 85 % de los activos de Northern Rock, cuyo colapso en 2007 marcó el comienzo de la crisis financiera.

“Ahora tenemos claro que los contribuyentes recuperarán más dinero del Northern Rock de lo que les forzaron a poner durante la crisis financiera”, señaló el ministro británico de Finanzas, George Osborne, en declaraciones a medios locales.

El titular de Economía de Reino Unido agregó que “el proceso altamente competitivo, de magnitud sin precedentes, y el hecho de que esas hipotecas se hayan vendido por casi 300 millones de libras (423 millones de euros) más que su valor en libro demuestra la confianza que los inversores tienen en el Reino Unido”.

Normas