Frente al efectivo y las tarjetas de plástico

BBVA reclama normas para potenciar el pago electrónico

BBVA reclama normas para potenciar el pago electrónico

BBVA lo tiene muy claro. Lo mejor es potenciar el pago electrónico y, sobre todo con el móvil, frente al efectivo. Considera que el efectivo “es caro de gestionar, es sucio y no deja rastro para los Gobiernos”, lo que es peor para la economía aseguró ayer Mehmet Sezgin, responsable global de medios de pago de BBVA, quien añadió que las tecnologías son “sencillas y seguras”. Sezgin defendió la política de algunos países europeos, como Dinamarca o Noruega, en los que el pago en efectivo solo representan el 20% del total, frente al 80% de España, o México, Chile, Argentina o Colombia, por poner ejemplos de países en los que BBVA está presente y quiere potenciar los medios de pago electrónicos. Cree que el pago electrónico es mucho más eficiente que el efectivo. De ahí que reclame que “Gobierno y bancos trabajen juntos para animar al consumidor a usar los medios de pago electrónicos. El Gobierno tendría que promover normas para potenciar el pago electrónico”. La media en la UE de pagos electrónicos supera el 45%.

Sezgin estima que el pago con tarjetas virtuales, como la aplicación BBVA Wallet, llevará a un uso “mínimo” del dinero en plástico en España en 2018, dos años ante que en Europa.

El director de medios de pagos y financiación al consumo de BBVA España, Fernando de la Rica, añadió en ese sentido que sería “bueno” para el mercado y la economía si la polémica generada por la comisión a los no clientes por extraer dinero en efectivo de los cajeros incentiva el pago electrónico en España, para así alcanzar niveles cercanos a los extendidos entre los países de la UE. De la Rica garantizó así que el cash perderá “protagonismo” en los próximos años, aunque matizó que “no desaparecerá” en un futuro próximo.

Cifras

11 compras de media realizan los usuarios de BBVA Wallet con sus tarjetas al mes, un 22% más que los que tienen solo tarjetas físicas.

435 euros al mes es la media que se gastan los usuarios de BBVA Wallet, un 18% más que los que usan solo las tarjetas de plástico, que asciende a 369 euros.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, advirtió en octubre en la presentación de resultados del banco, que el Real Decreto que regula el cobro de comisiones en los cajeros “le va a costar dinero a todos los usuarios” de estos terminales. Y añadió que con esta norma el Gobierno pretende hacer desaparecer el dinero en efectivo y potenciar el pago con el móvil.

De la Rica, de cualquier forma, desvinculó ayer el fuerte crecimiento en los últimos meses de la aplicación BBVA Wallet con la polémica sobre la comisión por sacar dinero de los cajeros. Hasta septiembre, BBVA Wallet ha sobrepasado el millón de descargas en los cuatro países en los que está disponible, y que hoy será presentado en Turquía, con el nombre de BonusFlas, que contará con nuevas funcionalidades que se incorporarán al resto de mercados donde BBVA Wallet está operativo, como aumentar el límite del crédito y recibir las ofertas de los comercios basadas en geolocalización, entre otras.

En España ha registrado 850.000 descargas desde su lanzamiento hace dos años, mientras que México (Bancomer) ha alcanzado las 164.000 en cuatro meses desde su lanzamiento. Chile (BBVA Chile) y EE UU (BBVA Compass) están en una fase más temprana con 36.000 y 7.000 descargas, respectivamente. “BBVA Wallet supone una alternativa al plástico y a los pagos en metálico segura, innovadora y fácil de usar”, añadió Sezgin. El banco prevé pasar de uno a cinco millones de descargas de BBVA Wallet a finales de 2016.

Normas
Entra en El País para participar