Breakingviews

Vodafone después de Liberty

Vodafone ha dado un paso hacia la salida a Bolsa de su división india, que podría valer 14.000 millones de dólares (unos 13.100 millones de euros), según cálculos de Reuters Breakingviews. Suponiendo que el gigante de la telefonía móvil sacara a Bolsa una cuarta parte de la empresa, podría ser la mayor oferta pública de venta (OPV) de la India.

Vodafone India generó un Ebitda de 660 millones de libras (unos 932 millones de euros) en el primer semestre de este año fiscal. Pensemos que durante el resto del año puede igualar eso. Si puede conseguir el mismo múltiplo de siete veces los ingresos previstos como el cuarto jugador Reliance Communications, respaldado por el multimillonario Anil Ambani, Vodafone India podría valer 9.200 millones de libras. Eso es un 11% del valor de empresa de Vodafone de 81,6 millones de libras ayer. La salida a Bolsa de una cuarta parte de las acciones supondría 3.500 millones de dólares (unos 3.300 millones de euros) más de lo que Coal India logró cuando fue parcialmente privatizada por el gobierno en 2010.

Hay dos cosas que se deben tener en cuenta. En primer lugar, el tiempo. Un nuevo competidor, Reliance Jio, respaldado por el hermano mayor de Anil Ambani Mukesh, comenzará a ofrecer servicios de datos súper rápidos a principios de 2016, podría dar lugar a una guerra de precios.

Otro tema espinoso son los impuestos. Vodafone lleva años tratando de resolver una disputa de más de 2.000 millones de dólares con las autoridades fiscales de la India que afirman que el gigante móvil debe plusvalías por la compra de Hutchison Essar en 2007. La teleco ha llevado la cuestión al arbitraje internacional.

Para Vodafone, sin embargo, una OPV podría ayudar a emocionar a sus propios inversores después de que las conversaciones para intercambiar algunos de sus activos en Europa con Liberty Global, el operador de cable más grande del continente, se vinieran abajo. Llamar la atención sobre el rápido crecimiento de la unidad de la India en relación con sus mercados más maduros podría ayudar a dar vida a su valoración global.

Normas