El país al que llegarán en primer lugar será Suiza
La llegada de los primeros autobuses autónomos está a la vuelta de la esquina

La llegada de los primeros autobuses autónomos está a la vuelta de la esquina

Los coches no serán los únicos vehículos que conducirán solos. Esto lo decimos debido a que también los autobuses serán autónomos y, por lo tanto, el transporte público se verá beneficiado de los avances tecnológicos que existen a la hora de conseguir que no sea necesario un conductor humano para ir de un lugar a otro.

Y lo cierto es que esto va a suceder antes de lo que se podía pensar, ya que se acaba de anunciar que en la ciudad suiza de Sion se podrán en funcionamiento los primeros autobuses autónomos (en un primer momento en las zonas turísticas). ¿Y cuándo sucederá esto? Pues según se ha indicado en la primavera del 2016 se quiere que estén totalmente funcionales. La cantidad de vehículos que serán de la partida será de dos, para luego ir ampliando el parque disponible si todo funciona como se espera.

La responsable de crear los dos autobuses es la compañía BestMile, que fue creada en el año 2014 y que trabajará de forma conjunta con CarPostal, una de las empresas de transporte público más grandes de Suiza. El caso es que los vehículos serán de nueve plazas de fabricación francesa (Navya) y, en ellos, se instalará todo lo necesario para que su funcionamiento sea completo -en especial destacan los algoritmos creados por Anne Koymans y Raphaël Gindrat, líderes del proyecto-.

Prototipo autobús autónomo en Suiza

Qué es lo que ofrecen estos autobuses

Los autobuses que se están fabricando son capaces de realizar gran cantidad de acciones de forma autónoma. Un ejemplo es que es posible que esquiven obstáculos y conocer de forma exacta el lugar y terreno por el que transitan. Además, son capaces de ejecutar acciones si algún elemento externo les afecta, como por ejemplo un animal que cruza la calzada o la existencia de atascos. Eso sí, en un principio se realizará un seguimiento exhaustivo del funcionamiento de los vehículos, por lo que el no necesitar de acción alguna por parte de conductores o responsables llegará en un estadio avanzado de la implementación.

Interior autobús autónomo

El caso es que parece que en Suiza apuestan fuerte por los vehículos autónomos, mucho más allá del uso particular, ya que es en el transporte público donde se dará uso a los autobuses de los que hablamos. Sin duda, el futuro que se veía en películas como Desafío Total ya es casi una realidad, y en no mucho los coches sin conductor serán el presente.

Normas