Tribuna

El pilar de la industria de contenidos digitales

Vivimos en un entorno en el que el conocimiento se ha convertido en el principal factor de producción de la economía y el sector del videojuego y de los contenidos digitales se caracterizan por ser intensivos en conocimiento, por requerir profesionales con altas cualificaciones y por estar globalizados. Representan una parte sustancial del PIB de economías muy desarrolladas y son un referente en innovación tecnológica y no tecnológica –con la incorporación de nuevos modelos de negocio– y por tener unas expectativas de crecimiento para los próximos años muy positivas.

La investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación (I+D+i) forman parte del ADN de la industria de los videojuegos. De este modo, surgen a menudo innovaciones que se extienden y se aplican a innumerables sectores productivos. Así, a nadie le sorprende la irrupción constante en el mercado de nuevos dispositivos para mejorar la experiencia del jugador, tanto desde la vertiente de las consolas como de la de los periféricos externos. En este ámbito, se prevé la consolidación en los próximos años de algunas de las tecnologías emergentes por las que se está apostando actualmente en el sector de manera decidida y con inversiones multimillonarias.

La experiencia de jugar a un videojuego actualmente no tiene parangón en la historia. Ahora es una experiencia que incorpora nuevos sentidos como el del tacto con las superficies hápticas, existe la posibilidad de jugar de manera ubicua, las gafas de realidad virtual permiten adentrarse en el juego con una sensación de inmersión que te hace perder la noción del espacio en el que te encuentras… En este sector es habitual la deslocalización en estudios repartidos en todo el mundo, de partes de las producciones, también lo es trabajar en entornos multiculturales y, en muchos casos, utilizando el inglés como idioma común.

España cuenta con una base local de talento pero esto no es suficiente. El nivel de sofisticación y la complejidad del sector de los contenidos digitales es de tal magnitud, que hacen falta profesionales con un alto grado de especialización, que deben dominar variadas materias y disponer de las destrezas y las competencias que un sector como éste requiere también.

En un contexto en el que Europa apuesta por ser la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, iniciativas en España aceptan el reto de aportar su grano de arena para que el país pueda ser un referente internacional destacado en este ámbito, ¿cómo?: coadyuvando al desarrollo y al impulso del sector de los videojuegos en toda su extensión –tanto en la parte de ocio como en la de los serious games (utilizando la tecnología y las mecánicas propias de los videojuegos para fines no lúdicos)– formando a los mejores profesionales.

Tenemos ante nosotros un reto enorme ya que las previsiones apuntan a que en los próximos años habrá en nuestro país una creciente demanda de profesionales en la industria de contenidos digitales –se cuantifican en centenares de miles los puestos de trabajo que se van a generar en este sector de actividad en los próximos años– y, de momento, no existe un pool de talento suficiente en número y formado adecuadamente para atender las crecientes demandas del sector.

Si queremos aprovechar esta oportunidad necesitamos a los mejores profesionales con los conocimientos, habilidades, competencias y destrezas que esta industria altamente competitiva y globalizada nos exige.

Gradualmente, se están cimentando las bases para generar un polo nacional de empresas de videojuegos que creen riqueza y empleo local y que sean referente a nivel europeo, de hecho, ya se está formando al nuevo talento conforme a las exigencias que este sector demanda. Su progresiva salida al mercado en los próximos años ayudará al crecimiento de las empresas actualmente existentes, al surgimiento de nuevas iniciativas y a la atracción de estudios de compañías internacionales del sector, necesitadas de personas muy capacitadas y con una formación óptima que actualmente les es muy difícil encontrar en el mercado.

Creo que estamos a las puertas de un nuevo mundo de oportunidades en el que en un futuro cercano pequeños desarrolladores españoles podrán emular a compañías que son hoy mundialmente conocidas con proyectos de contenido digital de éxito a nivel global.

La única certeza que tenemos es el cambio y la única ventaja competitiva duradera es el conocimiento y el impulso de un sector de alto valor añadido como es la industria del videojuego ayudará a romper el círculo de la precariedad laboral y de los bajos salarios.

Ignacio de Otalora es Director General del Digipen Institute of Technology Europe Bilbao.

Normas