BreakingViews

Una recuperación demasiado valorada

La insignia errante de Allianz está volviendo al camino. Un año después de la salida repentina del fundador Bill Gross, Pimco, el fondo de la aseguradora alemana ha registrado entradas netas por primera vez desde abril de 2013. Sin embargo, la buena noticia parece exagerada.

Las divisiones de gestión de activos de Allianz se han visto afectadas por una estampida de los inversores desde que Gross salió del fondo en septiembre de 2014. En el último año, las salidas netas de Pimco ascendieron a 258.000 millones de euros –una quinta parte de los activos de terceros que administra–.

Aunque aún no está totalmente visible en los números, la crisis parece estar tocando fondo. En 16 millones de euros, las salidas de julio a septiembre se redujeron a la mitad en comparación con el segundo trimestre. Y octubre vio la primera entrada neta en 30 meses, según dijo el director financiero de Allianz, Dieter Wemmer, el viernes.

Pero los accionistas ya habían anticipado tiempos mejores para Pimco. Las acciones de Allianz han subido un 22% en el último año, superando al índice DAX alemán, así como la mayoría de los rivales de seguros. La acción cotiza en 10,9 veces los beneficios esperados en los próximos 12 meses –una prima del 4% con respecto a sus rivales, según datos de Eikon–.

Mirando al futuro, hay pocos catalizadores en las cartas. La persistencia de los bajos tipos de interés en la zona euro está afectando al negocio de seguros. E incluso un Pimco en plena mejora tendrá problemas para volver a la antigua rentabilidad. El reequilibrio actual hacia estrategias más diversificadas y fondos más pequeños implica la contracción de las economías de escala, lo que podría pesar sobre los márgenes futuros de Pimco.

Es poco probable que la actualización de la estrategia de Allianz programada para el 24 de noviembre sea un big bang. En lugar de dramáticas reducciones de costes o desinversiones radicales, es más posible que el grupo se centre en pasos incrementales dirigidos a mejorar el rendimiento operativo. Eso sugiere que la fuente más probable de emoción a corto plazo es el inminente juicio de Gross contra Pimco y Allianz.

Normas