Cómo reducir el consumo de memoria RAM en Google Chrome

Cómo reducir el consumo de memoria RAM en Google Chrome

Hay dos aspectos principales por los que destaca Google Chrome, entre otros. Uno es la cantidad de usuarios, que posiciona al navegador web por encima de sus competidores y con Internet Explorer y Mozilla Firefox a la zaga. Y el otro no es positivo, y es el excesivo consumo de memoria RAM, también, con respecto a sus competidores. Ahora bien, este consumo de memoria RAM tiene una justificación, y en realidad está planteado por los ingenieros de Google para optimizar el rendimiento del programa.

¿Por qué Google Chrome consume tanta memoria RAM?

La firma de Mountain View ha diseñado su navegador web de forma que las diferentes pestañas y complementos se ejecuten en procesos independientes, cada cual con su correspondiente consumo de memoria RAM. Por lo tanto, cuando utilizamos Chrome de una forma "avanzada", por así decirlo, el consumo de RAM se dispara.

Lo bueno, sin embargo, es que este funcionamiento garantiza que, en caso de que un proceso se tenga que paralizar por cualquier motivo, o por un error inesperado, el resto seguirán funcionando sin problemas. Por lo tanto, si un complemento se bloquea se cerrará sólo él, pero podremos navegar sin problema alguno.

Extensiones para reducir el consumo de memoria RAM en Chrome

En la tienda de plugins y complementos (o extensiones) del navegador Google Chrome son muchas las opciones que podemos encontrar. Y es que, aunque existen otras formas de gestionar el consumo de memoria RAM, las extensiones son la forma más sencilla y cómoda para el usuario.

- OneTab se vanagloria de reducir el consumo de RAM en hasta un 95%, y lo hace gracias a la agrupación de pestañas bajo una única, y también bajo un único proceso en ejecución para el sistema. Si nuestro elevado consumo de RAM no se debe a las pestañas, entonces no es nuestra mejor solución.

- FooTab también se encarga de reducir el consumo de memoria RAM atacando directamente a los procesos de las pestañas. Para ello, bloquea de forma automática la carga de las mismas en segundo plano, siempre y cuando no nos sean necesarias.

- ProjectTab Manager trabaja de forma simular a OneTab agrupando las pestañas que tenemos abiertas en una única, y reduciendo de forma considerable el consumo de memoria RAM gracias a la reducción de procesos en ejecución.

- The Great Suspender se dedica a suspender las pestañas que no están activas, y se puede programar para que lo haga por sí solo cuando pasa un cierto tiempo en que mantenemos en desuso las pestañas. En su contra, no obstante, hay que decir que no podemos recuperar las pestañas cerradas con tanta facilidad.

- Tab Memory Purge, por su parte, se encarga de las pestañas inactivas de forma automática. Cuando no las estamos utilizando, esta extensión permite la liberación de memoria RAM sin que el usuario tenga que hacer absolutamente nada.

- TooManyTabs, como las primeras soluciones que hemos visto, gestiona las pestañas, las organiza y suspende las que no se están utilizando. Todo esto lo hace de forma automática, y además mejora la navegación de Google Chrome con otra serie de mejoras interesantes.

Normas