El mercado español lidera los despliegues de estas redes en Europa

Telefónica España alcanza en octubre los dos millones de clientes de fibra

Un operario trabajando en un despliegue de fibra en Madrid.
Un operario trabajando en un despliegue de fibra en Madrid. Getty Images

Telefónica avanza en el segmento de las redes de súper banda ancha. Así, según ha podido saber CincoDías, la compañía acaba de alcanzar los dos millones de clientes de fibra óptica hasta el hogar (FTTH en acrónimo anglosajón) en España. La operadora va a comunicar hoy en la presentación de las cuentas del tercer trimestre una base de usuarios al cierre de septiembre en el entorno de los 1,9 millones.

Desde la empresa no se han querido hacer comentarios.

En cualquier caso, Telefónica España ha mantenido un intenso ritmo de captación de clientes de fibra gracias, en gran medida, a las ofertas convergentes de fijo, móvil y televisión, que han impulsado la migración desde el ADSL. A la conclusión del segundo trimestre, la teleco contaba con 1,7 millones de usuarios, mientras que al cierre de julio, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC), ya rondaba los 1,8 millones. A finales de 2014, tenía poco más de 1,3 millones.

La apuesta de Telefónica por esta tecnología es fuerte. El objetivo de la compañía es llevar la fibra al 97% de los hogares en el año 2020, según señaló en septiembre su presidente en España, Luis Miguel Gilpérez. El directivo indicó que Telefónica cubre con su red un total de 14 millones de hogares. Según un informe publicado por UBS esta semana, Telefónica España opera en la actualidad a mayor red de fibra óptica hasta el hogar en Europa.

El tirón de Telefónica ha llevado a sus principales competidores a mover ficha. Orange anunció este miércoles sus nuevos planes, que pasan por llevar esta tecnología a 14 millones de hogares en el año 2020. Sus anteriores planes pasaban por llegar a 10 millones de unidades inmobiliarias en 2016. Al cierre del tercer trimestre, la fibra de Orange llegaba a 5,2 millones de hogares en España, por encima incluso de los alcanzados por Orange Francia.

La empresa, además, ha acelerado la comercialización así como la migración desde el ADSL. Así, a la conclusión de septiembre contaba con 563.000 clientes tras captar 142.000 nuevos usuarios durante el tercer trimestre.

Vodafone no ha actualizado sus cifras (publica los resultados de su primer semestre fiscal las próxima semana), si bien prevé cerrar 2015 con ocho millones de hogares pasados con su banda ancha de alta velocidad.

Estos despliegues han situado a España como uno de los principales referentes europeos en la implantación de las redes de nueva generación. Según datos de la consultora Analysys Mason, España era el país de Europa con mayor número de clientes de FTTH, con un 22,7% del total.

Según fuentes del sector, la regulación implantada en España a partir del año 2009, centrada más en el despliegue de las infraestructuras que en los servicios mayoristas ha permitido una competencia real. Estas fuentes defienden que este marco legal ha incentivado las inversiones de los tres grandes operadores. En la misma línea, Vodafone y Orange han cerrado operaciones multimillonarias con las adquisiciones de Ono y Jazztel, respectivamente.

Normas