Previsiones de otoño de la CE

Bruselas augura que España crecerá más que la zona euro otros dos años más

El comisario europeo de Economía y Finanzas, Pierre Moscovici.
El comisario europeo de Economía y Finanzas, Pierre Moscovici. EFE

Las nuevas previsiones de la Comisión Europea describen para España un panorama económico casi idílico, con un crecimiento por encima de la media europea durante cuatro años consecutivos (2014-2017), con un ritmo de actividad que igualará por fin el previo a 2008 y con una tasa de paro que por primera vez desde el comienzo de la crisis bajará del 20%.

El tono edulcorado del documento contrasta con las duras palabras del comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, que hace sólo un mes recriminaba a España la presentación de unos Presupuestos Generales demasiado optimistas y carentes del rigor necesario para cumplir los objetivos de déficit pactados. El presidente de la Comisón, Jean-Claude Juncker, desautorizó a su comisario y obligó a moderar el tono del dictamen europeo sobre los presupuestos.

Ahora, el equipo de Moscovici presenta unas previsiones económicas en las que, tal y como se recogía en aquel dictamen, se revisa al alza la previsión de crecimiento para España tanto en 2015 (del 2,8% al 3,1%) como en 2016 (del 2,6% al 2,7%). El Gobierno es aún más optimista y prevé 3,3% y 3%, respectivamente.

Además, el documento de Moscovici aporta un dato nuevo al pronosticar un crecimiento para 2017 del 2,4%, de nuevo muy por encima de la media de la zona euro (1,9%) y de las principales economías (Alemania, Francia e Italia no llegarán al 2%). Sólo Reino Unido, que no sufre la armadura del euro, mantiene una evolución tan positiva como la de España.

El crecimiento de España, según la Comisión, se deberá sobre todo al impulso de la demanda interna, aunque las exportaciones seguirán ganando ritmo y permitirán un aumento del superávit por cuenta corriente hasta 1,4%, cota que se mantendrá hasta 2017.

El empleo seguirá siendo la gran asignatura pendiente, pero Bruselas considera que la tasa de paro caerá otros dos puntos el año que viene (hasta el 22,5%) y se situará en el 19% en 2017.

Techo de deuda
La CE también reconoce la buena evolución de los ingresos fiscales, con aumento de la recaudación del impuesto de sociedades que compensa las rebajas en el IRPF. Aun así, Bruselas calcula que el déficit público cerrará en 2015 en el 4,7% y en 2016 en el 3,6%, por encima de lo pactado en la revisión de los programas de estabilidad. España se había comprometido a situar el déficit por debajo del 3% el año que viene, un objetivo que el Gobierno de Rajoy considera alcanzable gracias al aumento de la recaudación. En todo caso, Bruselas cree que el porcentaje de deuda pública en relación con el PIB tocará techo en 2016, con un 101,3%.

La zona euro resiste
Las previsiones de la Comisión también son relativamente optimistas para el conjunto de la UE y de la zona euro. En ambos caso, Bruselas revisa al alza una décima su previsión para este año (hasta el 1,9% y 1,6%) respectivamente, aunque rebaja por la misma cantidad la de 2016 (hasta 2% y 1,8%). Bruselas considera que las economías del continente han capeado la ralentización de los países emergentes, gracias, en gran parte, a la caída de los precios del petróleo, la devaluación del euro y las intervenciones del Banco Central Europeo.

"Solidez, según Guindos
El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha señalado hoy que las previsiones macroeconómicas de la Comisión Europea (CE), que elevan el crecimiento de España al 3,1% del PIB para este año (tres décimas más que las anteriores proyecciones), certifican la “solidez” de la recuperación española.

De Guindos también se ha referido al hecho de que la CE empeore las expectativas de reducción de déficit y ha dicho que el Gobierno está convencido de que se van a cumplir los objetivos de déficit este año (4,2 %) “y el año que viene, España estará por debajo del 3%".

Normas