Mario Draghi provoca una nueva espiral bajista que coloca al principal índice de las hipotecas al borde del 0,0%

El euríbor pierde sus mínimos y está a un paso de perforar a la baja el 0,1%

Evolución del índice hipotecario a 12 meses.
Evolución del índice hipotecario a 12 meses.

El euríbor a 12 meses no encuentra suelo. El índice al que se referencian el 92% de las hipotecas a tipo variable en España ha intensificado en los últimos días la tendencia bajista en la que lleva inmerso desde finales de 2008 (salvando algunos repuntes en 2011) y pone rumbo al 0,0%.

En octubre, el indicador marcó un nuevo mínimo histórico al cerrar el mes con una tasa media del 0,128%, superando el anterior hito del 0,154% registrado en septiembre. En tasa diaria, los últimos días de octubre ha llegado a marcar el 0,10%. Se coloca pues a un paso de perforar a la baja el nivel del 0,1%. El Banco Central Europeo (BCE), bajo la batuta de Mario Draghi, ha sido el artífice de esta fuerte caída.

“El nuevo empujón se lo ha dado Mario Draghi al anunciar lo que en principio era más improbable. Se esperaba que aumentara el periodo de compra o la cantidad de compra del programa de compra de deuda (quantitative easing o QE, en la jerga). Pero pocos preveían que pudiera rebajar en diciembre los tipos de depósito del -0,2% al –0,3%”, asegura Jaime Díez, analista de XTB. “Ese movimiento que previsiblemente veremos en diciembre –la reunión se celebrará el día 3– ha propiciado una caída del euríbor porque los bancos van a preferir colocar el dinero a tipos más bajos y negativos a las empresas y particulares antes que dejarlo en la hucha del BCE donde les van a cobrar más”, añade.

Desde que Draghi hablara tras la última reunión del BCE, el pasado día 22, y adelantara una próxima modificación del QE, el euríbor se ha desplomado casi un 20% y se acerca a los tipos de interés que imperan en la eurozona, instalados en el 0,05% desde septiembre de 2014.

“El mercado desde mayo veía ya el suelo del euríbor y de hecho apenas se movió en verano, pero empezó la crisis de China y de los emergentes y no solo Janet Yellen (la presidenta de la Fed de EE UU) no subió tipos, sino que Draghi sugirió mantener bajos los tipos durante más tiempo de lo que se esperaba, lo que ha provocado la caída brusca del euríbor”, apunta Félix López, socio director de ATL Capital.

El euríbor ha descendido más de un 60% desde el arranque de 2015, al pasar de un primer valor en enero del 0,323% en tasa diaria a poco más del 0,104% a 30 de octubre, último valor publicado.

La previsión de los expertos es que el euríbor prolongará su racha bajista en los próximos meses porque “las expectativas de inflación continúan bajas y porque el BCE continuará flexibilizando su política monetaria para tratar de elevar la inflación”, sostiene Díez. Este experto cree que se puede perforar el 0,10% “ya en 2016”. “Es posible que en algún momento se rompa el 0,10%, aunque las caídas ya serán residuales”, señala López.

La estabilidad de precios en torno al 2% es el objetivo primordial (y la asignatura pendiente) del BCE. Actualmente, la inflación en la zona euro se sitúa en el 0%. Cuando Draghi llegó a la presidencia del BCE en noviembre de 2011, el IPC era del 3%. En este sentido, Díez advierte que si continúa la tendencia actual de guerra de divisas y de bajada de los precios del petróleo, “será necesaria en 2016 otra ronda de flexibilización monetaria por parte de los bancos centrales”, lo que acercaría más el euríbor al 0%, una cota que, a juicio de los expertos, será más complicado ver.

 Descuentos en las hipotecas

Muchos hipotecados se sorprenden cuando en la revisión de su hipoteca, la cuota mensual continúa bajando. Y es que el euríbor, cercano ya al 0%, sigue descendiendo y tiene todavía margen de caída, según los expertos.

Para una hipoteca de 100.000 euros con un plazo de amortización de 25 años a la que le toque revisión, la cuota pasará de 347,66 a 338,88 euros, un descuento de 8,78 euros mensuales o de 105 anuales. Hace justo un año el euríbor se encontraba en el 0,338%.

Hay que retroceder hasta julio de 2008 para encontrar el máximo histórico del euríbor, que fue del 5,393%, y a partir de ese momento tomó una trayectoria a la baja que se paró entrado ya el año 2011 y que retomó en 2012.

Normas