Compite por contratos en Lima y Chile

Ferrovial busca entrar en el transporte de agua con obras por 1.000 millones

Enrique Díaz Rato, consejero delegado de Cintra, con el presidente del grupo Ferrovial, Rafael del Pino.
Enrique Díaz Rato, consejero delegado de Cintra, con el presidente del grupo Ferrovial, Rafael del Pino.

La dirección de Ferrovial desveló la semana pasada ante analistas e inversores el objetivo de diversificar negocios con su concesionaria Cintra, y señaló como próximo destino el transporte de agua en Latinoamérica. Fue un anuncio sorpresa para el mercado y, a la vista de la inversión aparejada, el estreno es de los que da cierto vértigo.

Los dos proyectos perseguidos, en Perú y Chile, precisan una inversión total de 1.000 millones de euros en números redondos. El primero de los concursos, con 600 millones de dólares (544 millones de euros) de inversión estimada, es el de la cabecera y conducción para el abastecimiento de agua potable a Lima (Perú).

La empresa adjudicataria debe diseñar, financiar, construir, operar y mantener distintas infraestructuras para conducir el agua desde las presas Pomacocha y Huallacocha Bajo, y desde el río Yauli, hasta la capital. Para ello, se ha planificado el recrecimiento de los embalses, un túnel transandino de 10 kilómetros y 3,5 metros de diámetro, una planta potabilizadora y 130 kilómetros de conducciones, entre otras obras.

El concurso sale en régimen de obra y concesión durante 30 años, siendo buena parte de la gestión en cuenca alta para la concesionaria y la operación de las canalizaciones en cuenca baja (90 kilómetros) para el organismo público peruano Sedapal.

El calendario del concurso prevé la adjudicación para este cuarto trimestre, después de que la versión final del contrato de concesión fuera publicada el pasado mes de septiembre. Cintra forma consorcio con la constructora local JJC Contratistas Generales y Proactiva, filial de Veolia. Enfrente, algunas de las principales referencias españolas en construcción.

El segundo consorcio está encabezado por Abengoa y su filial Abeinsa en equipo con la coreana Daelim Industrial. El tercer candidato es el grupo conformado por Acciona Agua, Tedagua (ACS) y la ingeniería peruana Graña y Montero. Y en cuarto lugar se espera una oferta de la alianza de China Harbour Engineering y la brasileña Camargo Correa.

La competencia también es notable por el segundo proyecto que ambiciona Ferrovial. Se trata de la construcción, mantenimiento y explotación del embalse chileno La Punilla, que regaría áreas agrícolas de la cuenca del río Ñuble, en la región del Bio-Bio. La inversión estimada es de 500 millones de dólares (453 millones de euros), para una capacidad de 625 millones de metros cúbicos. El plazo de recepción de ofertas está abierto hasta el 15 de diciembre. Adicionalmente, el proyecto permite la generación hidroeléctrica.

Frente a Cintra y Ferrovial Agromán, aparecen precalificados Dragados (ACS) con la concesionaria Chile Tres; las italianas Astaldi y Salini Impregilo, cada una de ellas en solitario; el trío de firmas locales Besalco, Belfi y BT; la mexicana ICA;OHL forma tándem con Suez; Sacyr va en solitario, y Abengoa integra un consorcio con las constructoras chilenas Con-Pax y Valko.

La infraestructura, con un muro de presa de 137 metros de altura, garantizará el riego en 60.000 hectáreas, además de gestionar las crecidas y aumentar las posibilidades de nuevos cultivos.

 

Normas