La operación está en proceso de ‘due diligence’ hasta diciembre

Telefónica negocia la venta de su filial Tgestiona España a IBM

La intención de la teleco es repetir el modelo Atento, y concentrarse en el negocio principal

Sede de IBM en Madrid.
Sede de IBM en Madrid.

IBM ha pasado a convertirse en el grupo favorito para adjudicarse los distintos servicios de back office y gestión que quiere externalizar Telefónica. Así, el gigante azul podría quedarse con las actividades de Tgestiona España, división de la teleco que está especializada en el outsourcing de procesos de negocio como las nóminas, contabilidad u otras actividades financieras y de recursos humanos.

La operación está ya dando pasos. Telefónica ha firmado un preacuerdo (memorandum of understanding o MOU) con IBM para hacerse con Tgestiona España, dentro del denominado Proyecto Sonia. La empresa tecnológica estadounidense, que tiene una amplia división especializada en esta área, está estudiando ya la información remitida por Telefónica sobre las actividades y servicios que busca externalizar. La intención de la teleco es traspasar estas tareas durante un periodo de diez años. La due diligence durará hasta comienzos de diciembre.

Ni IBM ni Telefónica han querido hacer comentarios sobre esta operación.

Si hay un acuerdo definitivo entre Telefónica e IBM, el contrato se firmará a finales de diciembre. A continuación, durante el mes de enero, la venta de Tgestiona España se haría efectiva, empezando un periodo de transición hacia el gigante azul de actividades y trabajadores durante varios meses.

Según fuentes sindicales, el Proyecto Sonia afectaría al colectivo de 350 empleados que forma la plantilla de Tgestiona. De ellos, una parte pasaría a IBM y otra permanecería en Telefónica, bajo la consideración de no externalizables. En cualquier caso, las cifras no son todavía definitivas.

Ambas empresas se han comprometido a ubicar las nuevas instalaciones en Madrid, con una distancia máxima de cinco kilómetros del límite de la ciudad. Según estas fuentes, la dirección está dispuesta a respetar las condiciones laborales actuales, salvo algunos puntos que busca negociar, porque van ligados al grupo Telefónica como Atam y Antares.

En el proceso, IBM parece haber adelantado a Accenture y a otra consultora especializada, que también han pujado por quedarse con esta actividad. Telefónica ha estado estudiando las ofertas antes de tomar una decisión final, basándose no solo en los términos operativos y económicos, sino también en cómo se aprovecharía el conocimiento del negocio que tiene la plantilla de Tgestiona.

Con este movimiento, la intención de Telefónica es repetir el modelo Atento, antigua filial de call center que fue vendida a Bain Capital a finales del año 2012, para concentrarse en sus negocios principales.

El proceso ha estado acompañado de una profunda reestructuración societaria en Tgestiona. Durante el pasado verano, la operadora segregó de esta empresa una serie de filiales: Telefónica Gestión Integral de Edificios y Servicios, Tempotel Empresa de Trabajo Temporal, Telefónica Servicos Empresarais do Brasil, Telefónica Gestión de Servicios Compartidos Perú, Telefónica Logística Perú, Telefónica Gestión de Servicios Compartidos Argentina y Telefónica Gestión de Servicios Compartidos México. Estas empresas pasaron a integrarse en Telefónica Servicios Globales.

Eso sí, Telefónica también contempla traspasar estas áreas. En este caso, IBM también emerge como uno de los grupos favoritos. En términos globales, Tgestiona cuenta con cuatro centros en España y Latinoamérica, clientes en más de 40 países y 5.700 profesionales.

Movimientos

Telefónica está inmersa en distintos movimientos en España. Junto a la posible venta de Tgestiona, la teleco está negociando el convenio colectivo de empresas vinculadas, que incluirá a los empleados de Telefónica de España, Móviles y Soluciones.

Una de las cláusulas es un plan de suspensión individual del contrato de trabajo para parte de la plantilla. Este programa laboral, con carácter de voluntario y universal, estará abierto a todos los empleados a partir de los 53 años de edad.

Normas