Baraja aplicar una comisión cercana a los 2 euros

Santander defiende el cobro por sacar efectivo a los no clientes

Sede de Santander en Boadilla del Monte
Sede de Santander en Boadilla del Monte

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha reafirmado la estrategia de la entidad de cobrar a los no clientes por usar sus cajeros automáticos, tras la nueva normativa que establece que el dueño del cajero aplique una tarifa directamente al banco emisor de la tarjeta de crédito o débito. Esta tasa podría estar cercana a los 2 euros. Fuentes oficiales del banco, sin embargo, aseguran que aún no se ha tomado una decisión de cuál será el importe que se aplicará

“No hay cambios sobre lo que habíamos anunciado”, ha afirmado Álvarez en rueda de prensa para presentar los resultados del tercer trimestre del año. El Santander había avanzado que implantaría esta nueva estrategia en septiembre u octubre de este año.

Ha aprovechado para señalar que el tema de los cajeros “se ha magnificado” porque existe una amplía red de cajeros en España. “La lógica es aplastante”, ha enfatizado para defender la legitimidad del propietario de cobrar una tasa por el uso de sus cajeros.

CaixaBank ya ha confirmado que está dispuesta a volver a cobrar dos euros a los no clientes por sacar dinero de sus cajeros en enero, aunque como está previsto en la norma, no será el consumidor el que los pague, sino la entidad emisora de la tarjeta y esta será la que decida si se lo traslada al cliente o no.

El Gobierno consideró que dos euros era una cantidad "desorbitada", y aseguró que con el real decreto aprobado pretendía rebajar considerablemente las comisiones en cajeros para los clientes, pero parece que no es así, dadas las estrategias de los grandes. BBVA también tenía previsto cobrar dos euros en octubre, pero retrasó su aplicación a la espera de la norma. 

Álvarez también considera que el dinero en efectivo irá desapareciendo, como ocurre ya en varios países. La mayor utilización de los medios de pago y del móvil lograrán que se disminuya el pago en papel moneda, explicó. Su opinión coincide con la de su homóloga de Bankinter, María Dolores Dancausa, aunque este ejecutiva fue más tajante, al anunciar la desaparición del efectivo en un futuro. 

“La tendencia hacia menos efectivo y más pago con tarjeta de débito o en móvil está ahí”, ha apuntado, para después defender la tasa por el uso de cajeros por parte de no clientes ante los costes que suponen para el propietario de las máquinas.

La consejera delegado de Bankinter ya alertó la semana pasada de que al final con la nueva norma sobre comisión de cajeros el clientes pagaría más.

Normas