Ferrovial, Sistemas Genómicos y Torusware, los galardonados

España mejora el escenario para innovar

Por octavo año consecutivo se celebraron anoche los Premios Cinco Días a la Innovación Empresarial. En el auditorio de CaixaForum en Madrid se reunieron directivos, empresarios y políticos en la que viene siendo la gran cita anual con la innovación. Los galardones, que cuentan con el patrocinio de Repsol y La Caixa, nacieron en 2008 con motivo del 30 aniversario del diario decano de la prensa económica.

En la presente edición se presentaron más de un centenar de candidaturas de empresas de todos los sectores. Las ganadoras han sido Sistemas Genómicos, con el premio al proyecto empresarial más innovador en el campo de las nuevas tecnologías; Torusware, spin-off del campus de La Coruña, por la acción más innovadora ligada a una universidad, y Ferrovial, con el galardón al mejor proyecto de responsabilidad corporativa.

La ceremonia de entrega de los premios, conducida por la periodista de la Cadena SER Marta González Novo, contó con la intervención del secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Íñigo Fernández de Mesa, quien señaló que existe un cambio de modelo productivo, que cada vez se sostiene menos en la construcción y más en la exportación. Sirva como dato, según explicó, que en 2006 el 22% del PIB correspondía a la construcción y ahora supone menos del 10%. El mercado exterior es un modelo productivo basado sobre todo en bienes no comercializables y diversificado desde el punto de vista geográfico y de producto. El 20% corresponde a bienes de equipo; el 16%, a automóvil, y el 10%, al químico. “Un tercio de lo que se exporta son servicios a empresas, como arquitectura e ingeniería”, añadió durante su intervención Fernández de Mesa.

También destacó que España crece “mucho, más del 3%, y reduce su tasa de endeudamiento”. En este sentido, se refirió a la deuda de las familias y de las empresas, que a final de año se espera, también por el hecho de que el crédito bancario fluye, que esté a la altura de otros países europeos. A final de 2015 se prevé que la deuda privada se reduzca 45 puntos porcentuales.

“Las pequeñas y medianas empresas españolas se financian en las mismas condiciones que las alemanas”, prosiguió el secretario de Estado, que hizo hincapié en el crecimiento del empleo, que recae en el 90% en el sector privado y de manera intensa en los jóvenes, en los mayores de 55 años y en los parados de larga duración. De esta forma, “el crecimiento llega a un mayor número de gente”. Estos avances se deben, señaló, en gran parte, a las reformas estructurales llevadas a cabo por el Gobierno. Pero no todo está hecho, para Fernández de Mesa es necesario mejorar la competitividad de la economía, reduciendo el déficit público, la tasa de desempleo y la deuda exterior. “Hay que continuar con la senda, con las reformas que se han ido acometiendo”, recalcó.

Ya son 24 las empresas españolas que han recibido el reconocimiento de CincoDías en su apuesta por mejorar productos, servicios y desarrollar procesos innovadores, también dentro de la responsabilidad social corporativa de sus organizaciones. Es el caso de Ferrovial, que ha visto reconocida su iniciativa de infraestructuras sociales, destinada a facilitar el acceso a una necesidad básica, como es el agua, en distintas zonas de América Latina,. El premio, una escultura de Cristina Iglesias, lo recogió, de manos del director territorial de CaixaBank en Madrid, Juan Gandarias, el consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás.

El siguiente premio de la noche lo entregó Begoña Elices, directora de comunicación y gabinete de presidencia de Repsol, a Lorena Saus, directora general de Sistemas Genómicos, y a Blas Marco, responsable para Europa y Canadá de la empresa. La compañía, con sede en Paterna (Valencia), fue reconocida en el campo de las nuevas tecnologías por el material GeneProfile y GeneSGKit, capaces de diagnosticar enfermedades imposibles de catalogar anteriormente. El tercer galardón lo entregó el director de CincoDías, Jorge Rivera, a Guillermo López Taboada, consejero delegado de Torusware, spin-off de la Universidad de La Coruña, encargada de desarrollar una tecnología que permite una navegación más rápida. El broche lo puso Juan José Almagro, vicepresidente del Comité Español de Unicef, quien mantuvo una conversación sobre RSC con la presentadora del acto, Marta González Novo.

“La globalización económica avanza a un ritmo vertiginoso, pero la globalización de la ciudadanía, que es la más importante, lo hace a paso lento, creo que por miedo”, aseguró Almagro. Considerado uno de los mayores expertos españoles en RSC, reivindicó la necesidad de luchar contra lo que el papa Francisco ha llamado la globalización de la indiferencia. “No cabe duda de que la desigualdad es el talón de Aquiles de la economía moderna”, sentenció.

Normas
Entra en EL PAÍS