Los españoles declaran bienes en el extranjero por más de 90.000 millones

Suiza y Luxemburgo, países preferidos de los españoles para guardar sus bienes

Suiza y Luxemburgo han mantenido durante años un sistema bancario opaco

La mayor parte de bienes declarados son acciones y participaciones en fondos de inversión

 

Los contribuyentes españoles reconocieron tener en el exterior 90.976 millones de euros en 2013, año en el que entró en vigor la obligación de declarar los bienes en el extranjero. Suiza y Luxemburgo, dos países conocidos por su opacidad, son el principal destino del dinero que sale de España. Entre ambos suman el 32% del patrimonio español en el exterior.

Los españoles que tuvieran cuentas corrientes, depósitos, seguros, acciones, participaciones en fondos de inversión o inmuebles en el extranjero por un importe superior a 50.000 euros tuvieron que presentar en 2013 por primera vez la declaración de bienes en el extranjero. Casi 136.000 contribuyentes cumplieron con este trámite y reconocieron un patrimonio en el exterior de 90.976 millones. La Agencia Tributaria ofreció hoy un desglose estadístico que muestra que el 41% de este importe se encontraba en tres países: Suiza, Luxemburgo y Países Bajos. Los dos primeros Estados han mantenido durante años el secreto bancario y Holanda ofrece también un régimen fiscal especialmente beneficioso para las holding.

Los españoles declararon tener en Suiza bienes por un importe de 19.867 millones, una cifra que equivale al 2% del PIB de España. El patrimonio en Luxemburgo asciende a 9.979 millones y, en Holanda, a 7.540 millones. Por detrás se ubica Reino Unido (5.200 millones), Estados Unidos (5.045 millones), Francia (4.845 millones) y Brasil (4.161 millones). Andorra, un refugio tradicional de los evasores fiscales y que hasta pocos años tenía la consideración de paraísos fiscal para la legislación española, ocupa el octavo lugar. Los contribuyentes declararon tener en el país pirenaico bienes por 4.069 millones.

Suiza y Luxemburgo acumulan el 70% del dinero invertido en fondos y Sicav

De los 90.976 millones declarados en el extranjero, 47.013 corresponden a valores y derechos como títulos empresariales. El segundo grupo de productos por importancia son participaciones en instituciones de inversión colectiva, que suman 17.235 millones y el 70% se ubica en Suiza o Luxemburgo. Bajo este epígrafe figuran los fondos de inversión o las Sicav, con larga tradición en ambos territorios. En tercer lugar, las cuentas bancarias alcanzan los 15.037 millones y el 32% de esta cifra se encuentra en Suiza. Los bienes inmuebles de españoles que se encuentran en el exterior suman 9.207 millones. Francia, Reino Unido, Portugal y Andorra son los países con mayor patrimonio inmobiliario en manos de residentes fiscales en España.

La Agencia Tributaria asegura que nunca antes había tenido tanta información fiscal de los contribuyentes y señala la importancia de estos datos para futuras comprobaciones. Por otra parte, Hacienda recuerda que el intercambio automático de información fiscal se impone a nivel mundial, incluso en países que históricamente han tenido la consideración de paraísos fiscales.

La obligación de declarar los bienes en el exterior cuando superan el umbral de los 50.000 euros es una medida que se incluyó en la ley contra el fraude fiscal aprobada en 2012 y que se acompañó de un duro régimen sancionador. Si Hacienda descubre que un contribuyente no ha declarado su patrimonio en el extranjero imputa los bienes en el último período entre los no prescritos como una ganancia patrimonial en el IRPF y puede imponer multas hasta el 150%. Ello implica una suerte de imprescriptiblidad que actualmente Bruselas está analizando si es acorde con la legislación comunitaria.

Liechtenstein, Corea del Norte y Eritrea

Los datos publicados ayer por la Agencia Tributaria ofrecen por primera vez información sobre los bienes que tienen los españoles en el extranjero. Estos son algunos de las peculiaridades de la nueva estadística:

207 países
Los españoles han declarado bienes en 207 países, sin embargo, el grueso del patrimonio en el exterior se encuentra concentrado en unos pocos Estados. Así, el 80% de los 90.976 millones declarados en 2013 se ubican en 13 países. Son, por orden de importancia: Suiza, Luxemburgo, Países Bajos, Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Brasil, Andorra, Alemania, Bélgica, Chile, Italia y México.

El primer paraíso fiscal
Entre los países que suman mayor patrimonio de españoles se encuentran Estados como Suiza, Luxemburgo, Andorra o Panamá, que tradicionalmente han sido catalogados como paraísos fiscales. Sin embargo, actualmente, ninguno de ellos forma parte de la lista negra de España, que data de 1991. Andorra, por ejemplo, salió de ella en 2010. Liechtenstein ocupa el puesto vigésimo segundo en el ranking de Estados con mayor patrimonio de españoles y es el primero que tiene la consideración de paraíso fiscal para legislación española. Con menos de 40.000 habitantes, este principado concentra bienes de contribuyentes españoles por un importe de 678 millones.

Acciones en Corea
Al menos un contribuyente en España declaró ante Hacienda tener bienes en Corea del Norte. En concreto, la estadística refleja 14.173 euros en valores y acciones ubicadas en el país comunista más hermético del mundo.

47 euros en Eritrea
Eritrea es el último país en el ranking de Estados con bienes de españoles. Llama la atención que solo se declararon 47,18 euros en una cuenta bancaria. El umbral a partir del cual se exige informar a Hacienda son 50.000 euros. Cabe la posibilidad de que el contribuyente superara el límite en cuentas ubicadas en otros Estados y, por ello, tuviera que informar de todas sus rentas en el exterior, incluidos los 47 euros en Eritrea. Palestina y Nauru, con menos de 2.000 euros, aparecen también al final del ranking.

Debloqueo del convenio fiscal con Estados Unidos

España y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo en 2013, tras años de negociaciones, para renovar el viejo convenio de doble imposición entre ambos países y que data de 1990. Sin embargo, el acuerdo alcanzado debía ser ratificado por los parlamentos nacionales, un trámite que el senador Rand Paul ha paralizado en Estados Unidos.

Este peculiar político afín al Tea Party ha logrado bloquear todos los convenios firmados por Estados Unidos desde 2010. Sin embargo, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, anunció ayer que se están realizando gestiones que en breve podrían acabar con el veto y permitir que el convenio siga su curso. La entrada en vigor de este pacto fiscal facilitaría el intercambio y la inversión entre ambos países. Las empresas estadounidenses suelen optar por invertir en España desde otros países europeos en lugar de hacerlo de forma directa. Ello es así para evitar, por ejemplo, la retención del 10% al repatriar los dividendos. Unas trabas que el convenio para evitar la doble imposición debía eliminar.

Durante su intervención en un foro sobre fiscalidad organizado por Deloitte, Ferre también recordó que más de 50 países y jurisdicciones han firmado un acuerdo multilateral para intercambiar información tributaria de forma automática y estandarizada a partir de 2017. El secretario de Estado de Hacienda recordó también que se han firmado recientemente acuerdos tributarios con multitud de países como Andorra, Bélgica, Chipre, India, Azerbaiyán, Canadá, Argentina México, Omán o Catar. También se han negociado acuerdos con la Isla de Man, Jersey y Guernsey, territorios vinculados al Reino Unido y refugio clásico de evasores.

Normas
Entra en El País para participar