Eleva un 38% las sinergias por la unión con Jazztel hasta 1.800 millones

Orange España presume de ser uno de los grandes actores europeos en fibra

Frena la caída de ingresos y acelera en la fibra en el tercer trimestre

Logotipo en una tienda Orange
Logotipo en una tienda Orange

Orange España quiere hacer valer su posición tras la compra de Jazztel. Su consejero delegado, Jean Marc Vignolles, defendió ayer que la operación ha convertido a la empresa en uno de los principales actores europeos en fibra y 4G. “Superamos a muchos incumbentes europeos en la fibra”, dijo el directivo en un encuentro informativo para presentar las cuentas del tercer trimestre, añadiendo que Orange España ha superado a Orange Francia en el despliegue de esta tecnología.

En el primer examen tras la compra de Jazztel, la teleco indicó que cerró el tercer trimestre con 5,2 millones de hogares pasados con su fibra, y prevé llegar a siete millones a final de año y a 10 millones en 2016. “Somos la principal alternativa a Telefónica en las redes de banda ancha de alta velocidad en España”, dijo.

Ante la posible salida a Bolsa de Orange España, Vignolles recordó que se trata de una decisión del grupo, indicando que este movimiento tendrá lugar tras la integración, que es ahora mismo la prioridad de la compañía.

En esta línea, José Miguel García, consejero delegado adjunto, destacó el intenso trabajo de coordinación entre ambas empresas, indicando que se ha logrado un hito europeo con la integración alcanzada en solo dos meses. En este sentido, Orange anunció que ha elevado un 38% el valor de las sinergias por la integración con Jazztel, al pasar de 1.300 a 1.800 millones de euros.

El aumento es consecuencia de haber alcanzado una huella de fibra mayor de lo previsto y en el acceso de los clientes de la antigua Orange a la fibra desplegada por Jazztel, según explicó el director financiero, Federico Colom.

En términos financieros, la operadora registró unos ingresos de 1.216 millones de euros en el tercer trimestre, un 1,7% menos que en el mismo periodo del año anterior (de compararse con las cifras de Orange en 2014 sin Jazztel, los ingresos habrían subido un 25%). La empresa destacó la mejora en la evolución de sus cuentas, recordando que en el segundo trimestre, el descenso fue del 2,5% y en el primero del 5%. Hasta septiembre, los ingresos bajaron un 3% hasta 3.064 millones.

Los ingresos por los servicios móviles descendieron en el tercer trimestre un 2,7%, por debajo del 6,6% registrado en el segundo trimestre y del 9,6% en el primero. La empresa se había visto perjudicada en los últimos tiempos por las guerras de precios y la implantación de las ofertas convergentes fijo-móvil, que han erosionado estos ingresos y forzado un reposicionamiento comercial. Colom destacó que este reposicionamiento ha concluido, precisando que el 80% de los clientes de banda ancha tienen contratadas ofertas convergentes

El volumen de negocio del área de la banda ancha fija aumentó un 6,6% en el tercer trimestre, con una aceleración de la migración desde el ADSL a la fibra. Así, la empresa registró 142.000 altas en fibra hasta situar su cartera en esta tecnología en 563.000 clientes. Orange cerró septiembre con un total de 3,69 millones de clientes de banda ancha fija.

En la telefonía móvil 4G, Orange ganó un millón de usuarios hasta alcanzar los 4,5 millones a la finalización del trimestre. La firma destacó que, gracias al acelerón en la integración, los clientes de Jazztel ya pueden acceder a la red de LTE de Orange. La cobertura de esta red alcanza ya el 82% de la población.

En la televisión de pago, Orange cerró septiembre con 215.000 clientes, frente a los 137.000 de final de junio, gracias al tirón de las nuevas ofertas. En esta línea, Vignolles señaló que el fútbol se ha convertido en una palanca para atraer clientes.

Filial clave para el grupo

El director financiero de Orange España, Federico Colom, destacó que tras la integración de Jazztel, la filial española de Orange representa ya un 12% de los ingresos del grupo.

Jean Marc Vignolles, consejero delegado, destacó que Orange España es ya una empresa de 7.000 empleados y una facturación de 5.000 millones de euros anuales.

Con respecto al impacto de la fusión en las plantillas de Orange y Jazztel, Vignolles afirmó que no hay todavía novedades, y recordó que en el anuncio de la opa en 2014 ya se dijo que el ajuste no afectaría a más de 400 personas.

Normas