Entró en concurso con un pasivo de 550 millones

La autopista de Barajas entra en liquidación

Alrededores de la T4 de Barajas.
Alrededores de la T4 de Barajas.

La autopista de peaje M12, que conecta el aeropuerto de Barajas con la terminal 4 del aeródromo madrileño, ha entrado en liquidación, según ha informado esta mañana a la CNMV OHL, empresa propietaria de las dos sociedades concursadas, Aeropistas SLU y Filial Eje Aeropuerto Concesionaria Española. El juez ha decretado el proceso de liquidación al no llegarse a ningún acuerdo con los acreedores de las sociedades, que sumaban 557 millones de euros en pasivo cuando se declararon en concurso voluntario de acreedores.

La autopista, abierta en 2005, pidió el concurso voluntario de acreedores en noviembre de 2013. El coste de las expropiaciones y, especialmente, los tráficos “extremadamente bajos", según la empresa, motivaron la petición, que coincidió en todo caso con el concurso de otras siete autopistas de peaje construidas en aquella época.

El eje Madrid Aeropuerto tiene una longitud de apenas 9,4 kilómetros y, aunque el precio del peaje es de 1,55 euros, la autopista discurre en paralelo a otras vías de acceso a la Terminal 4 que no son de pago.

Según OHL, de la liquidación de las empresas se derivará una compensación pagada por el Estado hacia las concesionarias, en concepto de responsabilidad patrimonial por la finalización de la concesión. Como consecuencia de la liquidación "se monetizarán todos los activos" de las dos sociedades para permitir el pago a acreedores. Del total de la deuda, 557,7 millones de euros, de los que 120,6 millones corresponden a Eje Aeropuerto y 437,1 millones a Aeropistas. Unos 220 millones son deuda bancaria.

La liquidación es consecuencia, además del fracaso del negocio, de la falta de acuerdo en las negociaciones a tres bandas entre Fomento, concesionarias y banca para el rescate público de estas sociedades. Las siete autopistas de peaje en concurso suman una deuda de unos 4.000 millones de euros; el Gobierno pretendía rescatar estas sociedades a cambio de que sus acreedores aceptasen una quita de en torno al 50%. Las propuestas del Ejecutivo no fueron aceptadas por la banca y en febrero entró en liquidación la AP-36, entre Ocaña y La Roda.

Según el sector, la responsabilidad acumulada por el Estado en estas concesiones puede alcanzar los 4.500 millones de euros, en caso de que todas entren en liquidación y se pida la responsabilidad patrimonial. Son, además de la M12 y la AP 36, la AP-41, que conecta Madrid y Toledo; la R-3, entre Madrid y Arganda; la R-4, cuyo trazado discurre desde la M-50 (Madrid) hasta Ocaña (Toledo); la R-5, entre Madrid y Navalcarnero y la autopista que discurre entre Cartagena (Murcia) y Vera (Almería).

Normas
Entra en El País para participar