Tribuna

La economía española según De Guindos

Ayer tuve la ocasión de asistir al acto convocado por el colegio de economistas de Madrid sobre las claves de la recuperación de la economía española, impartido por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. De Guindos estaba flanqueado por el nuevo presidente del Colegio de Economistas de Madrid, Pascual Fernández, y por el presidente del Consejo de Economistas, Valentín Puig.

Siempre es interesante escuchar a personas competentes, profesionales y con las ideas claras, independientemente de si se coincide o no en la visión, ya que siempre se aprende algo. Aquí les dejo los apuntes de la conferencia de ayer.

Se contextualizó primeramente el entorno internacional en el que nos movemos. Apoyado en la reunión del FMI de este pasado fin de semana, apuntó de Guindos que realmente el crecimiento global no está muy boyante con la rebaja de previsiones de crecimiento por parte del organismo internacional, principalmente por el menor crecimiento de los países emergentes, cuyo escaparate han sido los datos y actuaciones en la economía China.

Esta desaceleración se manifiesta en un crecimiento del comercio internacional próximo a cero y una caída del precio de las materias primas. Por el contrario la Unión Europea, a diferencia de años anteriores, es un área geográfica de crecimiento aunque este sea suave. Así, en opinión del ministro, los retos que tiene por delante la UE son:

-Cómo aumentar esas tasas de crecimiento

-Grecia y cómo afrontar el programa de deuda.

-Reino Unido dentro de la UE, por lo que supone el desarrollo del mercado interior, ya que es la segunda economía después e Alemania

-El problema de la inmigración.

-La economía española está inmersa en este contexto internacional y en estos años ha tenido que afrontar la salida de la crisis.

Según los datos del INE se ha perdido en España en estos últimos cuatro años un 9% del PIB, teniendo que afrontar España la peor crisis de su reciente historia.

No obstante los dos últimos años se registran tasas de crecimiento positivas para la economía española un +1,4% en el 2014 y, según estimaciones, un +3,3% para el 2015.

De Guindos apunta a dos factores diferenciales como determinantes de esta evolución del crecimiento:

1. Ganancias de competitividad de la economía española, aun sin tener autonomía en la política monetaria y con desequilibrios mayores que cuando existía tal autonomía.

2. Recuperación de los flujos de crédito. Se registran tasas de crecimiento positivas como en el crédito al consumo o en préstamos a pymes y todo ello compatible con el desapalancamiento de la economía privada.

Esta recuperación del crédito es también debido a la reestructuración del sistema bancario español. Las actuaciones en esta línea han sido por ejemplo en acudir a la línea de crédito de MEDE, nacionalizar cajas, o creación del “banco malo”.

Así pues la ganancia de competitividad, el aumento de flujos de crédito unido a la mejora de confianza por el ajuste fiscal ha llevado a la recuperación de la economía española.

En la cuestión del ajuste fiscal hizo la siguiente reflexión. En 2011 el déficit público estaba en torno a un 9%, mientras que para el 2015 se estima que sea el 4,2%, o como apunta la comisión un 4,5%, en cualquier caso es bajar a la mitad el déficit en cuatro años. Tal ajuste estructural de las cuentas públicas ha sido alabado por organismos internacionales. Para el ministro la mejor decisión y la primera piedra para iniciar la recuperación de la economía española fue el no pedir rescate a la unión europea.

No todo son alabanzas a la situación de nuestra economía, sino que reconoce que hay cosas aún por hacer, y muchas.

España es aún vulnerable por el elevado endeudamiento externo. España debe continuar con las reformas estructurales y continuar en una senda de crecimiento. Cualquier desviación de la senda de crecimiento será castigada inmediatamente por los mercados y repercutirá sobre el endeudamiento de la economía. En el próximo año existen vencimientos de deuda que hay que negociar.

A su vez la economía española está asociada al desarrollo de la UE. Se han hecho avances para intentar conseguir una verdadera unión económica con el proyecto de una unión bancaria, pero queda mucho por hacer. El mayor obstáculo con el que se encuentra la UE es la falta de mutualización del riesgo y esto es porque no existen instituciones con la suficiente legitimidad democrática dentro de la unión como para lograrlo. Así es necesario que se avance en la mutualización con iniciativas como a la creación de un Tesoro Europeo, o emisiones conjuntas de la zona euro.

Mucho aún por hacer , el futuro será mejor.

En el turno de preguntas destacaría la referida a la tasa de desempleo de la economía española. El énfasis que hizo en la necesidad de la puesta en marcha de políticas activas de empleo, sobre todo para paliar el desempleo de larga duración, que para él es la máxima preocupación dada la pérdida de capital humano que se produce. Preguntado por el déficit recalcó el incremento de los ingresos, que están creciendo a un ritmo mayor a lo que el propio Gobierno preveía. Las pensiones, otra preocupación y asignatura pendiente para la economía española, según el ministro el próximo reto es separar las fuentes de financiación de las pensiones para poder garantizar la sostenibilidad de las mismas.

Queda todavía trabajo por hacer, pero según de Guindos el Gobierno ha llevado a cabo durante esta legislatura la mayor agenda reformista en mucho tiempo. Ya en 1996, del que De Guindos también estuvo formando parte del gobierno, para salir de la crisis de entonces y cumplir objetivos de Maastricht, las reformas fueron amplias pero no como las actuales ya que se ha tenido que afrontar una crisis bancaria.

El futuro será mejor…eso esperamos, que después del 20D se continúe con la senda de crecimiento iniciada en estos últimos dos años.

Araceli de Frutos Casado, Empresa de Asesoramiento Financiero. www.adefrutoseafi.com

Normas
Entra en El País para participar