Trabajará para Statoil en el proyecto Johan Sverdrup

ACS entra en uno de los mayores campos petrolíferos de Noruega

Toma posiciones, con un encargo de 70 millones, en un proyecto de más de 12.000 millones

Maqueta de la futura plataforma en el campo Johan Sverdrup.
Maqueta de la futura plataforma en el campo Johan Sverdrup.

La petrolera noruega Statoil ha vuelto a contratar a Dragados Offshore, filial del grupo ACS, para ejecutar uno de sus proyectos más emblemáticos, el del campo Johan Sverdup en el Mar del Norte.

El contrato es un llave en mano, que incluye desde el diseño de la instalación hasta la construcción, equipamiento y puesta en marcha de la estructura de la futura plataforma. La adjudicación asciende a 70 millones y llega cuando Dragados acaba de entregar a Statoil la estructura (jacket en el argot de la construcción) del proyecto Mariner, la mayor que Dragados Offshore ha ejecutado en su historia, con 22.400 toneladas.

El nuevo encargo se ejecutará íntegramente en las instalaciones de la compañía en la localidad gaditana de Puerto Real. Está previsto que las obras comiencen inmediatamente y que la estructura parta de España hacia su posición definitiva en el verano de 2018.

El campo Johan Sverdrup, uno de los mayores proyectos industriales de Noruega para los próximos 50 años, según Statoil, está localizado al sur de Utsira High, en el sector noruego del citado Mar del Norte. Se ha perforado a una profundidad de entre 112 y 116 metros, y su distancia a la costa noruega es de unos 140 kilómetros.

Con un peso aproximado de 7.600 toneladas, la estructura de la plataforma tiene unas dimensiones de 40 metros por 28 metros en su parte superior, y de 45 metros por otros 45 en su parte inferior. La vida útil de este armazón será de 50 años.

El Johan Sverdrup es uno de los cinco mayores campos de petróleo en aguas noruegas. Statoil calcula que supondrá alrededor del 25% de su producción cuando alcance su pico, arrojando hasta 650.000 barriles diarios. Unas 51.000 personas trabajarán en su construcción, con un presupuesto aproximado de 170.000 millones de coronas noruegas (unos 12.700 millones de euros) y 2.700 lo harán ya en la fase de producción, cuando el país espera ingresos por 1,3 billones de coronas en 50 años.

Normas