Citi y UBS aseguran la emisión de acciones

Euskaltel ampliará capital y emitirá deuda para comprar R

La compañía fija las sinergias en cerca de 300 millones de euros

El pago de dividendo empezará en 2017

La deuda tras la compra será de 1.370 millones

Tienda de Euskaltel.
Tienda de Euskaltel.

Nuevos pasos de Euskaltel en la compra de R. La operadora vasca ha confirmado que se ha llegado a un acuerdo definitivo para la adquisición de la gallega R con sus accionistas, CVC y Abanca. El valor de la teleco gallega se ha fijado en 1.190 millones de euros. La cifra es ligeramente superior a los 1.155 millones establecidos en julio pasado, cuando se anunció la transacción.

En una presentación con inversores, remitida a la CNMV, Euskaltel ha establecido que la operación se financiará con 35 millones de euros, procedentes de su tesorería, junto con 600 millones de deuda adicional procedente de los acuerdos con entidades financieras ya firmados.

Además, la empresa emitirá nueva deuda institucional por 300 millones de euros, que será suscrita por cuatro bancos, y ampliará capital en 255 millones. La idea inicial de Euskaltel era pagar parte del desembolso a CVC con acciones propias, pero posteriormente cambió de opinión y pagar en efectivo porque el grupo de capital riesgo claramente no tenía intención de ser inversor a largo plazo y una venta de sus títulos en el mercado podía penalizar al precio. 

Ahora, en el caso de la ampliación de capital, Euskaltel ha indicado que la colocación de las nuevas acciones estará asegurada por Citi y UBS. La empresa tiene dos opciones, realizar una operación de suscripción de acciones o bien llevar a cabo una colocación acelerada con un descuento. 

En cualquier caso, la operadora vasca ha precisado también que Abanca, actual accionista de R con un 30% de su capital, se ha comprometido a suscribir títulos por cerca de 80 millones de euros "al precio de emisión que se determine en función de las condiciones de mercado".

La empresa ha señalado que diversificará sus fuentes de financiación y contribuirá a elevar su perfil dentro de la comunidad financiera y del sector europeo del cable.

En este sentido, Euskaltel ha indicado que el apalancamiento se situará en cinco veces el Ebitda, si bien se ha comprometido a situarlo en un rango entre tres y cuatro veces durante los próximos 18 meses, gracias en gran medida a la fuerte generación de caja de ambas compañías. La compañía ha indicado que su deuda proforma tras la operación se situará en 1.370 millones de euros. 

La teleco ha indicado que la retribución a los accionistas empezará en 2017, dentro de los parámetros establecidos en el folleto de OPV.

Con respecto a la propia operación de R, Euskaltel ha señalado que en la compra se ha establecido un valor de 10,8 veces el Ebitda de 2014 antes de sinergias, y por debajo de 8,5 veces al incluir las sinergias.

Dentro de las sinergias, la compañía ha establecido un valor presente neto (NPV) de 300 millones de euros. Un 75% corresponde a las sinergias del gasto operativo (Opex), que incluyen costes directos como los costes de interconexión o la compra de contenidos. El otro 25% corresponde a las sinergias del gasto de capital (capex), donde figuran la instalación de equipos, el despliegue de red o los canales de ventas. La firma ha indicado que tanto Euskaltel como R Cable han invertido plenamente y sus redes están actualizadas.  

Con respecto al calendario, el consejo de administración de Euskaltel ha recomendado la operación, que queda pendiente de la autorización de la junta de accionistas de la operadora, que tendrá lugar en noviembre, y de la aprobación de las autoridades de la competencia, que se espera para mediados del citado mes de noviembre. El cierre definitivo de la compra sería antes de final de año.

Las acciones de Euskaltel están subiendo un 3,55% cerca del mediodía hasta 10,65 euros. La compañía salió a Bolsa a principios del pasado verano, con un precio de OPV fijado en 9,50 euros. 

Normas