Entrecanales da explicaciones a la plantilla y los sindicatos piden garantías

Acciona y Nordex descartan un ajuste de empleo en Windpower

Acciona integra en Nordex su filial de aerogeneradores Windpower Ampliar foto

Nordex va a pasar de 3.000 a 4.400 empleados en la primera mitad del próximo año, cuando culmine la anunciada integración de Acciona Windpower. La incógnita para la plantilla de esta última ha sido si la operación recién anunciada conllevará ajustes, y una primera respuesta se ha dado desde la sede de Nordex en Hamburgo: entre las líneas maestras de actuación no se encuentra una posible reestructuración.

La germana tiene previsto dar mayor detalle sobre la empresa combinada a mediados de noviembre, cuando tiene fijado su día del inversor, pero ya ha avanzado a sus accionistas que descarta un ajuste a la vista de la complementariedad –tecnológica y geográfica– de sus negocios con los de Windpower.

En España también ha habido mensaje tranquilizador después de que la transacción fuera anunciada al regulador bursátil el domingo y se celebrara una rueda de prensa el lunes. El presidente, José Manuel Entrecanales, participó en una videoconferencia ofrecida a través de la intranet, a la que pudieron conectarse los empleados de Windpower y en la que aseguró que el recorte no está en la hoja de ruta.

La suma del productor español de aerogeneradores a un grupo mayor como es Nordex, para crear uno de los cinco mayores fabricantes mundiales, ha merecido esta comparecencia del presidente del grupo ante periodistas y un voluminoso grupo de empleados, lo que suele hacer en muy contadas ocasiones. Entrecanales hizo la presentación junto al responsable de Windpower, José Luis Blanco, quien se integrará en la nueva Nordex como adjunto al consejero delegado. Acciona tendrá el 29,9% de la alemana y será su primer partícipe.

Empleados de Acciona Windpower ensamblan uno de los aerogeneradores de la compañía.
Empleados de Acciona Windpower ensamblan uno de los aerogeneradores de la compañía.

Fábricas

En todo caso, el proyecto de integración, en el que Nordex paga en acciones y efectivo (que Acciona reinvierte en más capital del fabricante eólico), ha levantado inquietud entre los sindicatos españoles.

CC OO reclamaba aún ayer garantías sobre el matenimiento del empleo y las condiciones laborales. “La noticia estaba en todos los medios de comunicación y los representantes de los trabajadores no tenían ninguna información”, se quejaban desde la central sindical en un comunicado oficial. A través de esa nota se exige información urgente “de aquéllos aspectos que van a incidir en las condiciones de las plantillas”, así como en la viabilidad de Windpower y Acciona Energía.

El sindicato vasco ELA, por su parte, aprovechó una reunión de la comisión paritaria celebrada el martes para demandar que se respete el actual convenio en la firma española, vigente hasta el 31 de diciembre de 2017.

El pacto laboral fue sellado en agosto del año pasado por UGT, sindicato mayoritario con el 56%, y las citadas CC OO y ELA. El periodo de aplicación es el 2014-2017 y afecta a todo el perímetro de Acciona Energía, incluida Windpower. Entre sus puntos clave se encuentra el incremento salarial cada año y cláusulas que garantizan la ultractividad del convenio durante los tres años siguientes a la finalización de su vigencia y que, según fuentes sindicales, impiden el descuelgue unilateral de la empresa.

Nordex cuenta con dos plantas en su país, de producción de nacelles y palas, y tiene un pie en el complejo mercado chino, copado por productores locales. Acciona trabaja con tres centros de producción de aerogeneradores en España, uno en Brasil, presencia en Norteamérica y está desarrollando una fábrica en India. Ante el examen de competencia a la fusión, las empresas reconocen que tendrán fuerte implantación en EE UU y Suráfrica, donde conviven otros fabricantes.

Normas