Suman el 40% de la economía mundial

EE UU pacta el acuerdo de libre comercio con 11 países del Pacífico

Una mujer trabaja en un taller de zapatería en Hanoi, Vietnam.
Una mujer trabaja en un taller de zapatería en Hanoi, Vietnam.

Mientras que las negociaciones para firmar un acuerdo de libre comercio entre la UE y EE UU siguen encalladas por diferencias en la negociación, la economía estadounidense hizo público ayer el pacto con 11 naciones del Pacífico, tal y como avanzó el diario The Washington Post.

EE UU, Japón, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam culminan de esta manera cinco años de negociaciones con un consenso que les permitirá sellar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es reducir las barreras comerciales y fijar estándares comunes para la región.

La Casa Blanca dice que queda más trabajo para un acuerdo con Europa

Ahora que un acuerdo comercial ha sido alcanzado por EE UU y otros 11 países del Pacífico, la Casa Blanca dijo el lunes que también sería bienvenido un acuerdo comercial europeo. Sin embargo, falta "más trabajo por hacer", afirmó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest. Según este representante estadounidense, las conversaciones con los países europeos sobre la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) no son tan avanzadas como las que llevaron al acuerdo con las naciones del Pacífico. "Si hay una oportunidad para nosotros, basadas en nuestras consultas con nuestros amigos en Europa, para llegar a un acuerdo que tenga el mismo tipo de potencial económico para las empresas estadounidenses y los trabajadores estadounidenses, entonces no dudaría en volver a perseguirlo", dijo Earnest en declaraciones a la prensa. El presidente Barack Obama aboga por un acuerdo comercial entre EE UU y la UE desde 2013.

 El acuerdo, que afectará aproximadamente a un 40% de la economía mundial, deberá aún superar un largo proceso hasta su aprobación definitiva, incluyendo la ratificación del texto por parte del Congreso de EE UU y las autoridades del resto de países firmantes.

“Esta asociación nivela el campo de juego para nuestros granjeros y fabricantes eliminando más de 18.000 impuestos con los que diversos países gravan nuestros productos”, destacó tras cerrarse el acuerdo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien subrayó que el pacto fortalece la relación estratégica de su país con sus socios en la región.

“Cuánto más vendamos fuera, más trabajos altamente remunerados sostendremos en casa y esos empleos tienden a pagar mejor a los estadounidenses, puesto que las empresas exportadoras pagan un 18% más que las que no lo hacen”, explicaron las autoridades estadounidenses al referirse el tratado de libre comercio.

“Cuando un 95% de nuestros consumidores vive fuera de nuestras fronteras, no podemos dejar que países como China dicten las reglas de la economía global”, añadió Obama. Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, declaró que el acuerdo representa “un gran resultado, no solo para Japón, sino para el futuro de Asia Pacífico”.

El acuerdo comercial consta de 30 capítulos que cubren diversos asuntos como el intercambio de bienes y servicios, los procedimientos aduaneros, así como medidas fitosanitarias y sanitarias, barreras técnicas de entrada o comercio electrónico. Uno de los aspectos más controvertidos en la ronda final de las negociaciones que se han desarrollado en Atlanta desde el pasado miércoles era el de la vigencia de las patentes para la protección de la explotación de medicamentos biotecnológicos de última generación, ya que EE UU buscaba un periodo de 12 años de protección y otros Gobiernos, como Australia o Nueva Zelanda demandaban un periodo mucho menor, de cinco años.

Por último, Obama garantizó que el Congreso y los ciudadanos estadounidenses tendrán “meses” para poder revisar este pacto antes de que él proceda a firmarlo. “Es un acuerdo que prioriza a los trabajadores estadounidenses y ayudará a las familias de clase media a salir adelante”, subrayó en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Normas