Santander, CaixaBank y Popular bajan más de un 20%

¿Por qué se queda rezagada la banca española en Bolsa?

 

Qué le pasa a la banca española. Es la pregunta que se hace el mercado ante el gris comportamiento de las entidades financieras en Bolsa (todas caen este año).Los inversores muestran recelos ante un sector que empezó el año con ascensos (incluso Santander recuperó en el segundo trimestre el nivel al que cotizaba antes de la macroampliación de enero) pero que ahora queda rezagado por las dudas sobre la rentabilidad futura de su negocio.

En lo que va de año, Santander desciende un 32%; BBVA, un 3,3%; CaixaBank, un 20%; Popular, un 21%... Son en general descensos superiores al del Ibex 35, que cede un 6,9%, y al del sector financiero europeo del Stoxx 600, que se deja apenas un 2,2%. El contraste con la banca italiana es especialmente desfavorable para las entidades españolas. Banca Popolare di Milano avanza un 65% en el año; Banca Popolare de Emilia Romagna, un 35%; Banca Popolare, un 28% e Intesa San Paolo, un 28%. Las dudas sobre las necesidades de capital de los bancos transalpinos se han despejado, lo que explica su buen comportamiento bursátil.

Nuria Álvarez, analista de Renta 4 especializada en banca, indica que “las perspectivas para los resultados de la banca española en la segunda mitad del año se han deteriorado”, lo que resta atractivo a las entidades, aunque sostiene que el acuerdo con Bruselas para poder seguir contabilizando como capital los DTA (activos fiscales diferidos) debería ser un catalizador para la banca española que el mercado todavía no ha recogido.

Nicolás López, de MG Valores, destaca que a mitad del año la banca española cotizaba más cara que sus homólogos europeos, pero esa brecha ahora se ha eliminado. Este experto también considera que la banca española está penalizada en Bolsa porque “existe mayor pesimismo sobre el ritmo de recuperación de los beneficios de las entidades y los niveles de la rentabilidad”.

Es la palabra clave: rentabilidad. “El gran caballo de batalla”, afirma Juan José Fernández–Figares, de LinkSecurities. En su opinión, “los resultados del segundo trimestre no fueron tan brillantes y la recuperación de la banca va a ir más despacio”, lo que ha enfriado al mercado.

Toda la banca española salvo Bankinter cotiza a una ratio de precio sobre valor contable inferior a uno.Es decir, su precio en Bolsa está por debajo de su valor en libros. Esto podría ser indicativo de una oportunidad de compra, pero este experto hace hincapié en el hecho de que “hay una relación estrecha entre la cotización sobre valor en libros y la rentabilidad sobre recursos propios (ROE). Para cotizar por encima de valor en libros, a 1,2/1,3 veces, debe haber al menos un ROE del 10%”.

Solo una entidades española, Bankinter, supera ese nivel. No por casualidad, la entidad dirigida por María Dolores Dancausa es la mejor este año en Bolsa, apenas desciende un 1%. Bankia tiene un objetivo de ROE superior al 10% este año y Santander pretende llegar al 13% en tres años, según anunció su presidenta en el Día del Inversor.

Ayer, el consejero delegado de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, dijo que la crisis ha reducido la cifra de negocio de la banca de forma “muy drástica y esto ha venido para quedarse”, por lo que para aumentar la rentabilidad deberán rebajar gastos.

El principal motivo del mal comportamiento de la banca española en el parqué son las dudas sobre su rentabilidad en un entorno de bajos tipos de interés. Pero hay más sombras que se ciernen sobre las entidades. Los expertos de Citi destacan entre los riesgos a los que siguen enfrentándose los bancos españoles“la considerable cantidad de inmuebles ejecutados que siguen en su balance, la caída de la rentabilidad del carry trade en deuda pública (por la sustancial caída de la rentabilidad de los bonos) y la eliminación de las cláusulas suelo de las hipotecas”.

Además, las entidades con más presencia internacional, Santander y BBVA, se enfrentan a la crisis de los emergentes. A la entidad presidida por Ana Patricia Botín le penaliza su exposición a Brasil, degradada a bono basura por S&P.

El mayor banco español también se enfrenta a dudas sobre sus ratios de capital, “aún algo bajos”, según Álvarez. En septiembre, JPMorgan afirmó que Santander tendrá un déficit de capital de máxima calidad de 5.479 millones de euros en 2018 si no adopta medidas. Ayer reconoció que la entidad ha dado un paso adelante para cumplir su objetivo del 11% de CET1 fully loaded (capital de primer nivel) en 2018, pero rebajó a neutral su recomendación y dijo que el mercado querrá que la entidad alcance dicho nivel “mucho antes”.

En el caso de BBVA, le perjudica la caída de la lira turca.El banco presidido por Francisco González cuenta con un 39,9% del otomano Garanti. S&P alertó ayer del riesgo, en forma de más créditos en moneda extranjera impagados, para la banca otomana. La deuda externa del sector financiero turco representa el 19,7% del total de sus activos. Pese a ello, en el año BBVA cae solo un 3,3%. Manuel Pinto, analista de XTB, destaca que México está en una posición mucho más sólida que otros emergentes. El país azteca representó un 41,2% del beneficio del banco en el primer semestre, frente a solo el 6,9% de Turquía.

Un periplo bursátil errático

Sede del Banco de España
Sede del Banco de España

Santander

Brasil y las dudas sobre sus ratios de capital tras la ampliación de enero llevan al mayor banco de España a descender un 32,2% en el año. Algunos expertos, comoNorbolsa o Renta 4, ven opción de compra.

BBVA

Apenas un 3,3% cae BBVA en lo que va de año.Su exposición a emergentes no preocupa tanto, porque genera un 41% de sus beneficios en México, más sólido que otros países como Brasil.

CaixaBank

Tan solo un 33,3% de los expertos que siguen a CaixaBank aconseja comprar, frente a un 50% de recomendaciones de mantener y un 16,7%, de vender. En el año desciende un 20,4%.

Popular

Después de Santander,Popular es el peor banco español este año enBolsa, al caer un 21,4%. La entidad presidida por ÁngelRon ganó un 7,2% más en el primer semestre del año, pero su ratio de rentabilidad quedó en el 2,94%, muy por debajo de la media del sector. El próximo año, prevé que el ROE repunte.

Bankia

La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri es la que cuenta con mejores recomendaciones de los expertos, solo por detrás de Liberbank. Un 43,3% aconseja comprar;un 30%; mantener y un 26,7%, vender.

Sabadell

Sabadell, que ganó un 55% más en el primer semestre y cae un 19% en el año, también tiene el reto de mejorar la ROE.En el primer semestre fue del 5,53%, por encima del 3,47% de un año antes.

Bankinter

Es la entidad española más rentable (con unROE del 10,6% en el primer semestre, el mayor del sector) y esto le permite capear mejor el temporal bursátil. Apenas desciende un 1% en lo que va de año.

Normas