Hidalgo: "No voy a ceder la mayoría"

HNA condiciona su entrada en Globalia a disponer del 51% del capital

El presidente de Air Europa, Juan José Hidalgo, y la ministra de Turismo de Paraguay, Marcela Bacigalupo, durante la presentación de la nueva ruta de la aerolínea al país sudamericano.
El presidente de Air Europa, Juan José Hidalgo, y la ministra de Turismo de Paraguay, Marcela Bacigalupo, durante la presentación de la nueva ruta de la aerolínea al país sudamericano. EFE

Globalia sigue deshojando la margarita sobre la reestructuración de su capital. El grupo turístico reconoció ayer que está analizando la entrada en su capital del grupo chino HNA –propietario también del 29,5% de los títulos de NH Hotel Group–, si bien, su presidente, Juan José Hidalgo, recalcó que “no voy a ceder la mayoría”. HNA, por su parte, ha condicionado la operación a hacerse con el control del 51% del capital del grupo turístico, lo que supone adquirir las participaciones de los inversores minoritarios, que controlan un 48,42%, y cerca de un 3% al propio Juan José Hidalgo.

El presidente de Globalia no quiso ayer desvelar la cuantía de la operación y aseguró que no tiene “ninguna prisa” en cerrarla. HNA habría valorado hace unos meses el 49% de Globalia en unos 750 millones de euros, según fuentes del mercado, lo que implicaría otorgar al grupo un valor de unos 1.530 millones de euros. Sin embargo, la devaluación del yuan chino de los últimos meses habría provocado que el grupo chino solicitase a los actuales inversores de Globalia aplicar una reducción de ese importe.

La entrada de HNA supondría la desinversión de los familiares de Hidalgo, así como del resto de accionistas minoritarios. En el capital de Globalia se encuentran junto al propio Juan José Hidalgo, que controla un 51,58%, su hermano Juan Antonio Hidalgo (9,1%), su mujer Avelina Gutiérrez (5%) y sus hijas María José y Cristina, cada una con un 5,14%, así como el Banco Popular, con un 9,9%, Unicaja con un 7%, el empresario Abel Matutes, que ostenta un 5,14% tras adquirir esa participación a Javier Hidalgo en 2013, y la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno (2%).

En las negociaciones entre el grupo chino y Globalia, sobre las que Hidalgo destacó que el holding “quiere dos gobiernos, el suyo y el mío”, se debate también la sucesión del fundador y presidente de la compañía. Hidalgo reconoció que “no estará a perpetuidad” e insistió en que “cuando yo me muera todo va a seguir y creo que el grupo Globalia está lo suficientemente organizado, planificado e ideado para muchos años”. La última vez que habló sobre su sucesión señaló a hija María José Hidalgo, actual directora de Air Europa, como la persona con más posibilidades. Ayer, sin embargo, abrió la puerta a sentarse en el consejo “con los otros”, en referencia a HNA. Y afirmó que lo hará “cuando digan y con quien quieran”.

La entrada del grupo chino en Globalia no supone dejar el olvido su salida a Bolsa, operación que el grupo turístico lleva estudiando desde 2013. De hecho, el objetivo del holding asiático pasa por ejecutar su debut en el parqué.

Globalia registró el pasado ejercicio unos ingresos de 3.292 millones, un 8,05% más que en 2013, y obtuvo un resultado de 27,9 millones. El 48% de su facturación provino de Air Europa, el 35% de la división minorista que encuadra a Halcón y Viajes Ecuador, y el resto a la hotelera BeLive, el turoperador Travelplan y su división de handling Groundforce.

Contrato del Imserso

Juan José Hidalgo destacó ayer que llegará hasta las “últimas consecuencias” en la adjudicación del concurso de viajes del Imserso, en el que previsiblemente Mundosenior, la UTE de Globalia y Barceló Viajes, será adjudicatario de dos de los tres lotes –interior y costas– mientras que Mundiplan, integrada por Iberia, Alsa, Gowaii y IAG7, se quedará con el de las islas. El presidente de Globalia insistió ayer en que Mundiplan no cumple con el requisitos exigidos por el Imserso y aseguró que “es imposible que puedan ser adjudicatarios, ya que los pliegos del concurso exigen claramente que todas las empresas que participen en la UTE sean agencia”, según recogieron Europa Press y Efe.

Hidalgo declaró que “ha habido personas muy interesadas en que esto se volviera a revisar” y afirmó que ha habido “mucha mano negra y muchos intereses”.

 

Normas