El acuerdo se extiende por tres años

El BEI presta 600 millones a Renfe para trenes y mejorar estaciones

La ministra de Fomento, Ana Pastor, esta tarde entre el vicepresidente del BEI, Román Escolano, y el presidente de Renfe, Pablo Vázquez.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, esta tarde entre el vicepresidente del BEI, Román Escolano, y el presidente de Renfe, Pablo Vázquez.

El BEI y Renfe han formalizado esta tarde, en dependencias del Ministerio de Fomento, la firma de una línea de financiación de 600 millones de euros para el operador ferroviario. La captación de esta inyección de capital, en una operación adelantada por Cinco Días el pasado mes de julio, va dirigida a impulsar nuevos proyectos como el Plan de Estaciones de Cercanías, con numerosas pequeñas reformas o la implantación de conexión wifi, así como para la compra de trenes.

El pacto con la entidad financiera pública ofrece la disponibilidad de crédito durante los próximos tres años sin que Renfe tenga la obligación de disponer de la totalidad del importe, según se ha explicado desde Fomento. La ministra Ana Pastor ha presidido el acto en que han estampado sus firmas el presidente de Renfe, Pablo Vázquez, y el vicepresidente del BEI, Román Escolano.

La empresa dependiente de Fomento tiene previsto un presupuesto de inversiones para 2016 de 372 millones, de los que 110 millones se reservan para la mejora de andenes, mobiliario y sistemas de información en un centenar de estaciones de Cercanías. Entre las afectadas por las reformas estarán las de Madrid, Barcelona, Asturias, Bilbao, Cádiz, Málaga, Murcia, San Sebastián, Santander, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

Además, Renfe ha presupuestado ya un anticipo en 2016 al fabricante o fabricantes que resulten adjudicatarios del próximo pedido de trenes, valorado en unos 1.100 millones.

Normas